Oposición impugnará este jueves los resultados electorales

La oposición venezolana impugnará este jueves ante la justicia los resultados de las presidenciales del 14 de abril, al denunciar irregularidades en la estrecha victoria del chavista Nicolás Maduro, quien instó a su rival Henrique Capriles a aceptar su derrota.

En paralelo, Estados Unidos expresó su preocupación por la violenta sesión vivida el martes en la Asamblea Nacional, en la que diputados chavistas y opositores se enfrentaron a golpes.

“El día de mañana (jueves) va a ser presentada la impugnación ante el Tribunal Supremo de Justicia” (TSJ), dijo Capriles, que perdió por 1,49% de los votos, durante una concentración opositora este miércoles por el Día de los Trabajadores en Caracas.

“Vamos a agotar todas las instancias internas porque no nos queda ninguna duda de que este caso va a terminar en la comunidad internacional”, agregó el también gobernador del estado Miranda (norte).

En una manifestación paralela en el centro de la capital, ante miles de trabajadores chavistas, Maduro respondió a Capriles: “¡Fascista mayor, fuiste derrotado, acepta tu derrota, basta de pataleos, de lloriqueos!”, exclamó.

“Eso es lo que eres tú, un burguesito llorón y fascista que quiere llevar el país al odio y la violencia”, agregó el mandatario, que recorrió algunas avenidas de Caracas con los empleados afines al gobierno.

La oposición presentará la impugnación, cuyo plazo para ser introducía concluía el lunes, aunque ha advertido que desconfía de la independencia del sistema judicial, por lo que apunta a instancias internacionales.

En concreto, podría acudir a la Corte Internacional de Derechos Humanos (Corte IDH), de la que el gobierno venezolano decidió retirarse en septiembre pasado, pero cuya salida se hará efectiva en el plazo de un año.

A través de un portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, Estados Unidos consideró que “le corresponde a los venezolanos decidir, en términos de legitimidad” de su gobierno.

La decisión de impugnar los resultados de las elecciones llega después de que la oposición rechazara la auditoría iniciada esta semana por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Aunque fue solicitado por Capriles, el proceso no incluye una demanda clave de la oposición para demostrar supuestas irregularidades: la revisión de los cuadernos de votación, que contienen el padrón electoral y pueden demostrar que cada voto emitido corresponde a un solo elector registrado.

La oposición ha denunciado por ejemplo que algunos venezolanos ya muertos aparecen en los cuadernos electorales.

Tensión en las calles

Las marchas de chavistas y opositores de este miércoles no coincidieron en su ruta para evitar enfrentamientos, pero los manifestantes reconocían que el país atraviesa momentos de tensión.

“Estoy en la marcha (opositora) por el descontento que estamos viviendo en el país, por las elecciones chimbas (mal hechas), siento que mi voto fue robado”, dijo a la AFP Sara Clavico, de 60 años, trabajadora de la alcaldía del municipio opositor de Chacao.

Antes de marchar en el oeste de la capital, la chavista Zoraida Castro, de 59 años, culpó a la oposición de la crispación.

“Por sus provocaciones hay un ambiente tenso, porque hay un sector que no reconoce a Maduro y un oficialismo que lo defiende”, dijo esta empleada del ministerio de Educación.

Tras los comicios, protestas opositoras en rechazo a la elección de Maduro dejaron nueve muertos y decenas de heridos, de los cuales el gobierno responsabiliza a la oposición.

A golpes en el Parlamento

En otro episodio violento registrado el martes, diputados chavistas y opositores protagonizaron una trifulca en la Asamblea, en una sesión en la que los oficialistas negaron por mayoría el derecho de palabra a los detractores del gobierno por desconocer a Maduro.

Al respecto, Ventrell expresó que Estados Unidos está “muy preocupado”. “La violencia no tiene lugar en un sistema representativo, democrático, y es particularmente inapropiado dentro de la Asamblea Nacional”, dijo el portavoz del Departamento de Estado.

Maduro responsabilizó a los opositores de la violencia: “Nosotros teníamos información de que ellos (los opositores) tenían dos eventos violentos planificados, un día, el evento de la Asamblea y el otro, el 1 de mayo en la calle”, expresó.

Con el rostro ensangrentado, el opositor Julio Borges aseguró el martes que varios legisladores afines fueron agredidos, responsabilizando del incidente al presidente del Parlamento, el chavista Diosdado Cabello.

Por su parte, la legisladora oficialista Odalis Monzón también denunció haber sido “atacada por la bancada opositora”.

Los vídeos difundidos por diputados opositores – el canal oficial de la Asamblea suspendió la transmisión en directo de la sesión – mostraron los momentos en que se llegó a las manos en un clima de tensión.

Este miércoles, la oposición no acudió a una reunión con sus rivales para buscar el diálogo, indicó el diputado oficialista Elvis Amoroso.

AFP