Un policía asesinó a su exmujer y luego se suicidó

(foto archivo)

Un homicidio-suicidio estremeció a residentes de la población de Charallave, la noche del pasado miércoles, cuando un Oficial Jefe de la Policía Municipal de Cristóbal Rojas le quitó la vida a su joven exmujer y luego se suicidó. diariolavoz.net

El lamentable hecho ocurrió en la calle 9, mejor conocida como Los Pérez, adyacente al Centro Comercial Tamanaco Tuy en Charallave.

La infortunada pareja fue identificada como Raúl Darío Ramírez Márquez de 40 años de edad y Digna Lorena Padilla Campos de 23. Ella recibió múltiples heridas de bala en la espalda y él presentó un orificio en el mentón.

Las averiguaciones preliminares indican que desde hacía tres meses la joven Padilla Campos había finiquitado la relación con el efectivo policial, pero éste al parecer no se resignaba a perder a su mujer, a pesar que estaban separados. Él se mudó al sector San Antonio de Cúa y ella a la comunidad de La Horquilla de Charallave.

En un intento por reconquistar a su compañera, el uniformado la invitó a compartir el pasado miércoles 1ero. de Mayo, lo cual ella aceptó. Luego de estar varias horas juntos, él decidió llevarla a su casa pero en el trayecto se originó una discusión, al parecer por la negativa de la mujer de continuar con la relación amorosa.

La pareja viajaba en un vehículo Fiat, Tucán, y a la altura de la calle Los Pérez la joven decidió bajarse. De inmediato el funcionario estacionó el auto, persiguió a su expareja y en vista que la mujer no le prestaba atención a su llamado, le efectuó varios disparos por la espalda.

Una vez que Digna Lorena Padilla Campos cayó sin vida al pavimento, Raúl Darío Ramírez Márquez se propinó un disparó y su cadáver quedó junto al de su amada.

Minutos después comisiones de la Policía Municipal de Cristóbal Rojas y del Iapem acordonaron el lugar, hasta que llegó la comisión del Eje contra Homicidios del Cicpc a retirar los cadáveres.

Conducta intachable

Compañeros de Raúl Darío Ramírez Márquez, se mostraron sorprendidos por los acontecimientos, pues nunca esperaron una reacción similar del funcionario policial. “Él era una persona aparentemente tranquila, con una conducta intachable. Era Jefe del Grupo del Patrullaje y jamás se recibió una denuncia en su contra por maltratos durante los procedimientos”, comentó uno de sus compañeros, extrañado por este hecho.
Añadió que Ramírez Márquez, tras la homologación, calificó para Oficial Jefe y en la actualidad planificaba cursar estudios universitarios.

“No entendemos que pudo ocurrir, él conoció a su pareja cuando ella laboraba en el Registro Civil, convivieron por un tiempo y hace tres meses se separaron”, apuntó.

El hoy fallecido llevaba 13 años en la institución policial y por varios años se desempeñó como escolta de la exalcadesa, Marisela Mendoza de Brito. Dejó dos huérfanos.