Guanipa: Gobierno nacional y regional deben trabajar juntos para solucionar problemas

En sequía son los huecos llenos de piedras, basura y escombros, pero cuando llueve estos se convierten en charcos de todos los tamaños que afectan a la comunidad. De cualquier forma las calles del barrio Monte Rey en la parroquia Luis Hurtado Higuera, son intransitable por lo que sus habitantes se declaran incomunicados con el resto de los sectores de la parroquia, incluso de Maracaibo.

José Antonio Rodríguez, palabrero Wayuu y líder de la comunidad, explicó que todo radica en la falta de servicios públicos en el sector, puesto que mientras no hagan los trabajos necesarios debajo de las calles, no pueden asfaltar. Aseguró que al menos 315 familias se encuentran en esta situación.

“Incomunicados y abandonados. Tenemos 21 años de habernos conformado como comunidad y a duras penas tenemos electricidad por nuestra insistencia ante Enelven (Corpoelec). Nos falta todo lo demás. No es posible que en 20 años no hayan podido siquiera hacer las diligencias de instalarnos gas, agua, cloacas. Ningún gobernante pasa por aquí a ver lo que necesitamos como comunidad”.

Kelly Hernández, vecina del sector, aseguró que pese a que casi la mitad de las familias de la comunidad viven en ranchos, la misión viviendas no le ha dado beneficios.

“Vivimos en ranchitos, estamos pegados de una tubería de agua, cocinamos con bombonas, muchas veces con leña y los que más tienen posibilidades hicieron sus pozos séptico; pero el resto está viviendo en muy malas condiciones. Aquí hay mucha necesidad, hay muchos niños, ancianos y personas con discapacidad y no puede ser que estemos en estas circunstancias. Si tenemos una emergencia nos morimos aquí porque no pasan los carritos, menos una ambulancia o una patrulla. Le pedimos al presidente que sí está en la calle como dice él, que se acerque con la misión vivienda porque aquí, lo único que hemos recibido son 27 casas gracias a Pablo Pérez, pero quedaron inconclusas, el resto está en veremos ahora con el nuevo Gobernador”.

Simona González, habitante del lugar, destacó que ninguna institución visita el barrio y que producto de eso no poseen ningún área necesaria para el crecimiento de la comunidad. “No tenemos un CDI, un colegio, un comedor para los que no tienen que comer; no hay una cancha para que los muchachos hagan ejercicio, mucho menos un mercal. Con tanto que necesitamos nosotros algo cerca para comprar comida que no se consigue en ningún lado y que además hay que hacer colas de ocho horas y hasta más para comprar “una poquita” de comida”.

Juan Pablo Guanipa, concejal del Maracaibo, aseguró que pareciera que las instituciones no saben que existen comunidades como estas. “La municipalidad y todos los organismos adscritos al gobierno regional y nacional deben trabajar en conjunto por la solución de los problemas de las comunidades que están en esta situación. No es una sola comunidad, no es sólo el barrio Monte Rey Rey en Luis Hurtado Higuera, son muchos barrios en el oeste de Maracaibo que están igual. Hay que trabajar todos unidos e involucrar a los afectados para que esto cambie y llegue la Venezuela del progreso y las oportunidades. Ese es nuestro objetivo, es nuestro sueño. Ver a comunidades organizadas que gracias a sus iniciativas y a la efectividad de las instituciones gubernamentales, estén asistidas e integradas a todo el aparato productor del Estado y a la vez del país. Por eso tenemos todos que trabajar”.

Nota de prensa