Maduro llama a consulta a embajador en Lima

El presidente venezolano Nicolás Maduro llamó el viernes a consultas a su embajador en Lima y criticó airadamente al canciller peruano Rafael Roncagliolo por una declaración en la que expresó que su país invoca el dialogo y la tolerancia entre los venezolanos y anunció que promueve que la Unasur evalúe la situación en Venezuela.

“Yo estoy leyendo aquí… unas declaraciones del canciller del Perú, espero que no sea la posición del gobierno de Ollanta Humala… Puede ser usted canciller del Perú compañero Roncagliolo, yo lo conozco bien a usted; pero usted no puede opinar sobre Venezuela”, dijo Maduro, visiblemente molesto, en un discurso televisado.

“Yo voy a llamar a consulta al embajador nuestro en Lima a Caracas inmediatamente. No acepto esta falta de respeto sobre el proyecto político democrático de Venezuela”, dijo, alzando la voz.

Roncagliolo, ante los hechos de violencia registrados esta semana en la Asamblea Nacional venezolana, manifestó que su nación promueve entre los países miembros de Unasur una declaración sobre la delicada situación de Venezuela.

“Estamos presentando a los países de la Unión de Naciones Sudamericanas para que evalúen la publicación de un comunicado sobre Venezuela”, dijo Roncagliolo durante una conferencia de prensa en Lima con su homólogo de Chile. Alfredo Moreno, con quien abordó asuntos bilaterales, y señaló que se le “solicita a la administración de Nicolás Maduro tolerancia y diálogo”.

Perú es el país que tiene la presidencia temporaria del organismo sudamericano.

Tras las elecciones presidenciales se registraron protestas callejeras en Caracas y otras ciudades del interior del país. El gobierno y las autoridades judiciales sostienen que durante esos días fallecieron nueve personas y 78 resultaron heridas.

La crisis política que enfrenta Venezuela desde mediados de abril tuvo una nueva escalada el pasado martes, con la trifulca que protagonizaron diputados oficialistas y opositores en pleno hemiciclo de la Asamblea Nacional, donde varios congresistas resultaron lesionados.

Hace dos semanas en Lima, en una reunión convocada por Humala para analizar la situación venezolana después de los comicios presidenciales del 14 de abril, en los que Maduro resultó ganador por estrecho margen y surgieron cuestionamientos a la transparencia de la elección, los jefes de Estado de la Unasur expresaron su respaldo al gobierno venezolano e hicieron “un llamado a deponer toda actitud o acto de violencia que ponga en riesgo la paz social del país”.

Cuando la prensa le hizo una pregunta al respecto, Roncagliolo destacó que la solicitud de Perú está acorde con la declaración que emitió el 19 de abril la Unasur, en la que se reconoce a Maduro como presidente legítimo de Venezuela y se “invoca asimismo al diálogo y a contribuir a preservar un clima de tolerancia en beneficio de todo el pueblo venezolano”.

Maduro, en un acto público en una barriada pobre del este de Caracas, no mencionó el contenido de esas declaraciones del canciller peruano.

“Tengo que decirle claramente al canciller de Perú que no se meta en los asuntos internos de Venezuela, él no ha consultado con Venezuela lo que acaba de declarar, por favor, así no es”, dijo Maduro.

“El canciller Elías Jaua va a proceder inmediatamente a meter una nota de protesta al gobierno del Perú si no se disculpa por las declaraciones del canciller Roncagliolo, no aceptamos que nadie se meta en los asuntos internos de Venezuela, a Venezuela se respeta. No nos importa lo que opine el canciller del Perú de Venezuela, no se puede meter en los asuntos internos de Venezuela”, agregó.

AP