Advierten que 100 días no son suficientes para superar crisis eléctrica

Foto: Archivo

El Plan de los 100 días. Ese es el nombre que el ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, utiliza para referirse al conjunto de proyectos que inició el lunes 29 de abril y que se prolongará hasta el 6 de agosto, con el fin de estabilizar el sistema, aumentar la generación, reducir la demanda y de esa manera disminuir la cantidad de interrupciones que presenta el servicio.

Chacón, al momento de esbozar los lineamientos del plan, se mostró optimista de poder alcanzar los objetivos establecidos. De allí que aseguró que si lo incumple renunciaría al cargo y el presidente Nicolás Maduro podría designar a otra persona.
“Yo les puedo garantizar que lo que nosotros digamos en ese plan, en 100 días se cumple”, afirmó. “Los usuarios venezolanos pueden esperar que en estos 100 días estabilizaremos el sistema y podremos tener una programación de generación, transmisión y distribución para garantizar que no existan racionamientos, a menos que ocurra un hecho fortuito”, agregó.

Las tareas anunciadas por el ministro son muchas y buena parte incluye superar los problemas que existen en la Corporación Eléctrica Nacional y que se agravaron en la gestión de Argenis Chávez, uno de los hermanos del presidente fallecido Hugo Chávez. Se le acusa de que durante los dos años que permaneció en el cargo paralizó la ejecución de obras del sector eléctrico, suspendió el pago a contratistas de proyectos que estaban en ejecución o que fueron concluidos, y asignó obras a empresas que no se adecuaban a la Ley de Contrataciones Públicas.

Expertos afirman que Corpoelec muestra un deterioro que en los dos últimos años empeoró la crisis eléctrica y generó más apagones. “No es cualquier cosa lo que ha pasado con la renuncia de Argenis Chávez a la presidencia de Corpoelec. Para el presidente Maduro no debe haber sido fácil tomar esa decisión por las consecuencias políticas que pueda traerle”, expresa el ingeniero Manuel Guevara, experto en el sector eléctrico. “Es positivo el sacudón que está dando Jesse Chacón porque se venía de una gestión anquilosada, tanto en la corporación con Argenis Chávez como en el ministerio con Héctor Navarro. Ellos lejos de resolver la crisis, la agravaron y pusieron más trabas que difícilmente puedan resolverse en 100 días. No se puede esperar que ocurran milagros”, agrega.

Guevara refiere que entre los elementos positivos de los anuncios de Chacón está el hecho de que se intente agilizar un flujo constante de financiamiento para garantizar la inversión y que se procure establecer un esquema regional de gestión. Sin embargo, advierte que la gestión no tendrá éxito si no se retoma un esquema más descentralizado en las operaciones y se resuelve el problema referido a que Corpoelec carece de ingresos propios.

Pica y poda. El plan incluye el recorte de monte que está bajo las líneas de transmisión para evitar incendios, la incorporación de 2.000 megavatios al sistema de generación –que se desglosan en 1.300 megavatios de obras nuevas que se ejecutan y los restantes 700 megavatios de plantas que están en mantenimiento–, solucionar las fallas en la línea de transmisión, que provienen del complejo hidroeléctrico de Guri, al igual que en los sistemas de distribución; propiciar el ahorro energético sobre todo en grandes usuarios comerciales y obtener los recursos financieros de manera permanente.

Más información en El Nacional.