Arid Orozco se llena de vida con Venezuela

Foto: Referencial

La obra del pintor venezolano Arid Orozco está llena de vida con sus colores brillantes, inspirados en la cultura de su país y la pasión que siente por su madre, de quien heredó su amor por la cocina. Con información de EFE.

Flores amarillas, rojas, naranjas, azules, rodeadas de verde y un pájaro multicolor caracterizan la obra de Orozco, que divide su vida entre la pintura y su trabajo a tiempo parcial como chef para la Misión de Chile en Naciones Unidas.

“El amarillo, azul y rojo son los colores de nuestra bandera. El triángulo significa el futuro de mi país. Aquí todo tiene que ver con Venezuela”, dijo el artista a Efe al señalar una de sus obras, “Venelandia”, que cuelga de una pared de su hogar-estudio en el condado de Queens.

“Es la Venezuela donde crecí y crecieron muchos. Hay mucho amarillo, azul y rojo y el verde es el color del agua del Caribe, la selva, el estado de donde soy, Yaracuy”, indicó Orozco, quien dice ser un admirador del pintor holandés Vincent van Gogh, conocido precisamente por la luz y colores vivos de sus obras.

Destacó que el triángulo con estrellas en la pieza es como ve el futuro de su país.

“Veo un país prometedor y un futuro en el que sigo creyendo porque tenemos el material con qué levantar a nuestro país. Esto es mi cultura, hablo de quién soy”, señaló el venezolano, que hace quince años se estableció en Nueva York.

Aseguró que emigró “por curiosidad” y decidió quedarse “porque vi muchas oportunidades y por la situación que se presentaba en ese momento en Venezuela”.