Más de 60 obras se encuentran paralizadas en el Táchira

“Hoy vemos con mucha preocupación que la inversión realizada en la gestión gubernamental pasada en obras de infraestructura de relevancia para el Táchira se encuentran paralizadas o han sido eliminadas de la agenda de la Gobernación del Estado o de las obras de inversión”.

Así lo señalo el alcalde del municipio Michelena Fernando Andrade, quien asumió la vocería del Comité Regional de Copei, para denunciar ante la opinión pública esta situación, que viene a ocasionar daño al patrimonio del Estado.

Andrade quien estuvo acompañado por Álvaro Peña y Gerardo Rincón, presidente y vocal, respectivamente, de Copei-Táchira, agregó que desde el año 2.009 el gobierno regional anterior hizo un esfuerzo extraordinario, no sólo con comunidades organizadas sino también con los alcaldes y los Consejos Locales de Planificación de varias Alcaldías para invertir en el progreso del Táchira.

“Pero lamentablemente en el gobierno de Vielma Mora vemos, con preocupación, como estas obras de envergadura y programas sociales no sólo han sido eliminados de la agenda de la gobernación del estado Táchira sino también de las obras de inversión y programas sociales”.

Programas sociales

Podemos resaltar, apuntó Fernando Andrade, que programas tan importantes como Salud a Tiempo, el cual se encargaba de recorrer el Estado ofreciendo medicina preventiva y curativa a las comunidades fue dejado a un lado.

Asimismo tenemos información de que el número de becarios de la Gobernación del Estado fue disminuida y también se ha visto que los centros de alimentación que tenía el gobierno anterior en algunos municipios han sido cerrados, clausurados y no han sido mantenidos en este gobierno del capitán Vielma Mora, lo cual viene a perjudicar a la población más necesitada.

En el área de infraestructura

“Nosotros también debemos decir que en materia de infraestructura el estado Táchira viene sufriendo un daño patrimonial tremendo, se habla de más de 60 obras, las cuales se estaban ejecutando a lo largo y ancho de la geografía tachirense y que en la actualidad están paralizadas”.

Entre estas obras tenemos: el Teatro Internacional de la Frontera en San Antonio, la cual tiene un avance de su planta física del 85%; los apartamentos familiares en Michelena, obra en conjunto entre la asociación civil-alcaldía-gobernación; la rehabilitación de la Casa Hogar en La Grita, municipio Jáuregui.

La paralización de la ciudad universitaria de la UPEL-Rubio, la Escuela para niños con discapacidad en San Josecito, municipio Torbes; el desarrollo habitacional Villa Verónica; la ampliación y remodelación del terminal de pasajeros en San Cristóbal; la ampliación de la Avenida Guayana en San Cristóbal; el enlace vial La Chucurí-San Cristóbal; los edificios de la UNET, así como el geriátrico de Colón, municipio Ayacucho.

También tenemos la paralización de trabajos en el Hospital Central de San Cristóbal, como lo es: la planta física del Banco de Sangre; la rehabilitación del techo del área de Nefrología; la rehabilitación de la Unidad de Pacientes Agudos.

Está el caso de la Avenida Intercomunal San Cristóbal – El Corozo, obra con un avance del 60% y que los recursos que dejará presupuestados el exgobernador César Pérez Vivas por el orden de los 130 millones de bolívares fueron eliminados del presupuesto de la Gobernación, pues aparentemente la obra la va a finalizar el MTC.

Y en materia de vialidad, acotó Fernando Andrade, el gobierno de Vielma Mora paralizó el programa “Plan Rescate Vial del Táchira”, el cual se encontraba recuperando las vías a la frontera, Rubio y Panamericana y en diferentes municipios.

El área educativa tampoco se salva de la paralización de obras, pues alrededor de seis escuelas donde se iniciaron trabajos de rehabilitación a través de la UCER en el año 2.012 se encuentran sin ejecución.

Para finalizar la eliminación de obras en transferencia a los municipios que estaban presupuestadas en la Ley de Presupuesto del Ejercicio Fiscal 2.013, mismas que fueron eliminadas en la primera sesión del Consejo de Políticas Públicas en algunos municipios y fueron transferidos a otros municipios, perjudicando comunidades que esperaban esa inversión.

“Ante esta lamentable situación, le exigimos al gobernador Vielma Mora que deje el doble discurso que tiene y reactive estas obras esenciales para el progreso del Estado, así como los programas sociales que benefician a los más necesitados”.