Oposición pide fin a la violencia en la AN sin condiciones

Representantes de la oposición venezolana instaron hoy a que la Asamblea Nacional (AN, Parlamento unicameral) pueda volver a funcionar con normalidad y se ponga fin al clima de agresiones que la semana pasada terminó con un enfrentamiento a golpes entre los diputados.

“Hoy la intención fundamental de esta declaración es solicitar, exigir que a partir de mañana, sin condicionamiento alguno distinto a los que establece nuestra Constitución, se retome el debate de las ideas y cancelemos el intercambio de ofensas, de insultos”, dijo el presidente del partido democristiano Copei, Roberto Henríquez.

La AN fue escenario el martes pasado de incidentes en los que según la oposición diez diputados de su bancada resultaron golpeados y de acuerdo con el oficialismo cuatro de sus parlamentarios también recibieron golpes.

Los incidentes se produjeron después de que el presidente de la AN, el diputado oficialista Diosdado Cabello, volviera a prohibir a los opositores hablar en el Parlamento por no reconocer a Nicolás Maduro como presidente del país y luego de que estos exhibieran una pancarta donde se leía “Golpe al Parlamento”.

Henríquez sostuvo en conferencia de prensa que en la sesión parlamentaria de mañana “no hay ninguna razón para que se repitan los acontecimientos en donde se le impide el derecho de palabra a un parlamentario y en donde se apela a cualquier forma de violencia”.

Anticipó que el diputado del partido opositor Acción Democrática Edgar Zambrano, que acompañó a Henríquez en la conferencia, y los jefes de las bancada de la oposición entablarán hoy gestiones para “devolverle el Parlamento a Venezuela, para arrebatarle el Parlamento a la violencia”.

“Estamos apostando con mucha fe a que se respete la Constitución Nacional, a que mañana se cancele esta absurda polémica y que podamos iniciar la reinstitucionalización parlamentaria para que sean las ideas las que determinen el intercambio dentro de la Asamblea Nacional”, expresó.

Henríquez llamó al liderazgo parlamentario a actuar con prontitud, firmeza y seriedad, al tiempo que lamentó que haya crecido el clima de confrontación y de violencia dentro de la AN.

El Gobierno acusa a la oposición de haber montado un “show” el martes pasado en la Asamblea y no ha dado señales de estar dispuesto a ceder en su decisión de no permitir hablar a los parlamentarios opositores hasta que reconozcan la victoria de Maduro en las pasadas elecciones del 14 de abril. EFE