Trabajadores rechazan despidos de Arias Cárdenas ante decreto de inamovilidad laboral

En horas de la mañana de hoy, Trabajadores de la Salud de los Municipios Maracaibo, Cabimas y Machiques de Perijá se reunieron frente al palacio de los cóndores, encontrándose cornetas con alto volumen tratando de opacar la manifestación pacífica.

Argilio Gil trabajador despedido del Hospital de Machiques asienta que “Hay una inamovilidad laboral en el país decretada por el mismo Nicolás Maduro; El jefe de recursos humanos del hospital, Hevert Loaiza, nos dice que nos tenemos que ir porque ellos tienen que meter a su gente; Nosotros nos preguntamos ¿Dónde queda la inamovilidad laboral? ¿Dónde quedan los derechos de los trabajadores? ¿Dónde queda esa ley que tanto promulgan? Tenemos años ahí y no queremos perder nuestros puestos de trabajo porque nosotros somos sustento de hogar” expresó.

Mientras un grupo de trabajadores reclamaban sus derechos laborales frente a la Gobernación del Estado, otro se dirigió al Ministerio del Poder Popular para el Trabajo y la Seguridad Social, dónde les informaron que efectivamente había un decreto de inamovilidad laboral y que había orden del Gobernador del Estado de que el Ejecutivo Regional absorbiera a los tercerizados, sin embargo no se les entregó nada firmado.

Según varios de los afectados, en el Ministerio y la Inspectoría del Trabajo siempre les dicen lo que quieren escuchar pero no actúan.

“Hay mujeres embarazadas como yo que tengo 5 meses de gestación, personas con hijos con necesidades especiales, con permisos post operatorios recibiendo igual trato”, Apunta Marionelys Martínez enfermera despedida del Hospital de Machiques.

Más tarde otro grupo de protestantes se unieron a la manifestación con el objeto de ser escuchados por los medios de comunicación pues el Alcalde Omar Prieto les prometió treinta casas de la Gran misión vivienda Venezuela de las cuales entregaron seis que según ellos se encuentran habitadas por familiares del burgomaestre.

Ante la coyuntura, despedidos seguirán defendiendo sus derechos.

Lcda. Verónica Vielma / Prensa CLEZ