Leopoldo López presentó en Uruguay denuncias contra Maduro

Foto: Cortesía Voluntad Popular

Leopoldo López, dirigente nacional del Comando Simón Bolívar y responsable nacional de Voluntad Popular, afirmó en Montevideo, donde hoy coincide con Nicolás Maduro, que en Venezuela hay una “situación de violación de derechos humanos e ilegitimidad” a raíz de las elecciones presidenciales realizadas el pasado 14 de abril.

López, en compañía de la diputada a la Asamblea Nacional, Nora Bracho, y del concejal metropolitano y dirigente de Voluntad Popular, Freddy Guevara, presentó hoy en el Parlamento uruguayo un informe sobre la crisis política en su país en el que acusa de persecución política y generador de violencia en diversos ámbitos a Maduro.

“Estamos presentando a las distintas facciones parlamentarias y el Mercosur lo que es la situación del país y en particular denuncias concretas de violación de derechos humanos, de persecución, tortura, presos políticos y una situación muy grave de personas que han sido botadas de su trabajo por razones políticas”, afirmó López.

El líder de Voluntad Popular puso como ejemplo el caso de su compatriota y compañero de partido Antonio Rivero, quien “fue detenido la semana pasada por instrucción de Nicolás Maduro por haber sido el principal denunciante de la presencia de oficiales cubanos en la Fuerza Armada de Venezuela”, señaló.

También presentó el video donde el ministro de vivienda y hábitat de Venezuela, Ricardo Molina, anuncia represalias contra trabajadores disidentes a Maduro.

“Tenemos más de 4.100 denuncias concretas de personas que han perdido su trabajo por tener la sospecha el gobierno de que apoyaban a la oposición. Hay más de 200 detenidos torturados y presos políticos”, enfatizó, indicando que “todo es parte de la represión que se ha afincado, que ha crecido durante las últimas semanas”.

En Montevideo, la misión conformada por Bracho, Guevara y López ha recibido ya el respaldo de los partidos opositores Nacional, Colorado e Independiente, a los que pidieron que eleven sus quejas a la comisión de Derechos Humanos del Parlamento del Mercosur (Parlasur), bloque formado por Argentina, Brasil y Paraguay (suspendido), además de Uruguay y Venezuela.

“Presentaremos estas denuncias a la comisión de derechos humanos del Mercosur para que se despierte una alarma en materia de derechos humanos en Venezuela por la persecución política que está ocurriendo y que el gobierno pretende tapar”.

Los Partidos Nacional y Colorado ya emitieron comunicados rechazando la visita que realiza Nicolás Maduro a Uruguay, así como condenando la violencia desatada en el Parlamento venezolano contra los diputados de la Unidad Democrática. Sendos partidos expresaron que promoverán un pronunciamiento de Mercosur y el respeto a la Carta Democrática de la OEA.

Según el político venezolano, la gira regional de Maduro tiene como objetivo “buscar legitimidad, es un presidente electo que carece de la fortaleza de un apoyo popular contundente y claro”.

La semana pasada, una presentación similar de López en Perú derivó en un conflicto diplomático entre ese país y Venezuela.

Tras escuchar esas versiones el ministro de Relaciones Exteriores peruano, Rafael Roncagliolo, anunció que iba a promover una declaración de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que su país preside temporalmente, sobre la situación actual en Venezuela en la que “solicita” al Gobierno de Maduro “tolerancia y diálogo”. En respuesta, Maduro acusó de “injerencia” a Roncagliolo y llamó a consultas al embajador venezolano en Lima.

López trasladará el mismo informe al Legislativo argentino este miércoles.

Prensa Voluntad Polpular