Luis Manuel Aguana: El, Ellos y Nosotros

El se le plantó al país y dijo- ¡por fin!-, que nos habían robado las elecciones. Ellos se horrorizaron. Después de un examen de conciencia El se dijo que ya bastaba de tanta basura, colaboracionismo y conchupancia. No miraba a los intereses de su partido, ni siquiera a los de El mismo. Miraba al final, por los intereses de Nosotros.

Pero no iba a ser fácil. Ellos se arrecharon mucho con esa decisión. ¡Hay otras elecciones por delante! ¿Como íbamos a deslegitimar al árbitro que garantizaría el posicionamiento del partido en las Municipales? ¿Cómo quedaba el negocio con la gente del gobierno? Esa gente también se arrecharía mucho. Y así pasó. Ellos habían negociado estas elecciones como las anteriores. ¿Y qué paso? En la anterior oportunidad El había dicho que si. ¿Qué paso esta vez?

Lo que paso, fue que El esta vez oyó. No creyó en los cuentos anteriores de que había perdido y prefirió cerciorase él mismo con las pruebas en la mano que lo que decían Ellos había sido mentira y que la ultima vez lo habían mareado como un muchacho pendejo. Y decidió hacer lo que su conciencia le dictaba, que era lo que le pedía la gente. Pero no iba a ser fácil. Necesitaba de Ellos, como Ellos de El.

Entonces a Ellos no les quedó otra alternativa que acompañarlo en su “locura”. Pero ¿cómo harían Ellos si ya El se había pronunciado públicamente? Entonces pensaron mejor la cosa. No en balde tienen décadas en el negocio. Mucho zorro viejo que dijo “¿Creerá este muchacho pendejo que eso se iba quedar así, sin más?”

Llegaron a El y lo convencieron que lo acompañarían en su cruzada, pero que dejara que Ellos se ocuparan de lo legal. Que dijera que iba a llegar “hasta las últimas consecuencias”. Pero nunca tuvieron la intención real de amenazar a quien le garantizaba el negocio elección tras elección. Solo darían la impresión y el amague de que lo hacían de verdad. Al final, todo se arreglaría. Gritamos, pataleamos un poco, y lo convencemos a El de que estamos de su lado.

Pero Ellos siempre lo supieron. Sabían que todos los procesos electorales habían sido fraudulentos. Los pendejos siempre fuimos Nosotros. Pero eso no importo. Éramos poquitos los que pensábamos que nos habían hecho fraude. ¿Qué iban a hacer esos fraudureros en contra de Ellos? Solo escribir sandeces (¿como esta?) que nadie creería.

Pero esta vez, al gobierno se le paso la mano con su desesperación, dificultándoles a Ellos su tarea de convencerlo a El. ¡Qué vaina! La cosa fue tan estúpida. Nunca pensaron que El convencería a los del otro lado. ¡Más de un millón de votos! ¿Quién lo iba a decir? Pero todos estamos en esto, dijeron Ellos. ¡Lo que nos queda ahora es el control de daños!

Y entonces pusieron a sus mejores elementos jurídicos para elaborar un Recurso legal que no dijera nada, que no tocara el fondo ni al árbitro ladrón pero que garantizara ir a un próximo proceso electoral convenciendo al más incauto de que estaban realmente haciendo algo. Necesitaban decirle a El, “estamos contigo” y a la vez decirle al gobierno “dennos un chance para arreglar la vaina”. No en balde son zorros de muchos años en el negocio. Estaba hecho para ser admitido y luego declarado “improcedente” por el Tribunal unos meses después de las Municipales. Pero mientras tanto estaríamos “arrechos” con el gobierno. Después, poco a poco, lo reduciríamos y luego la población se le vendría encima a El, no a Ellos, porque sabían que lo legal no funcionaría. Por ahora Ellos no podían tocarlo a El. Era demasiado. Ir contra de El en este momento no era una buena estrategia. Ya se apagará solo. Con eso bastaría.

Pero El tampoco es pendejo. Sabe que lo están bailando de nuevo. Es una lucha desoladora y tiene pocos de su cercana confianza para afrontarla. El lleva sobre sus hombros la esperanza de la mayoría. ¿Cómo es posible que se encuentre tan solo en esta lucha? Dentro de esa soledad intuye que debe hacer algo ¡algo! Pero sin Ellos que lo acompañen se hace cuesta arriba, casi imposible.

Por lo pronto intenta otros Recursos legales, con gente en la cual confía, porque sabe que con el primero que se introdujo no llegará ni a la esquina, pero eso no será suficiente. Sabe que la solución de esto es política, no legal, y se debate entre esperar que esto se desmorone solo o comenzar una lucha No Violenta para precipitar una salida. Acaricia la idea de esto último porque se sabe acompañado de Nosotros.

Mientras tanto Nosotros esperamos. También intentamos lo legal independientemente pero de la manera correcta, sin embargo el camino es largo, no se le ve el final. Nosotros, quienes fuimos defraudados en nuestra condición de electores, seguimos esperando a ver si esto tiene de verdad una salida. Pero el enemigo no pierde tiempo, avanza, se arma y nos amenaza con radicalizarse, actuando con violencia.

Muchos de Nosotros nos preguntamos si El está metido en el guiso con Ellos, o si El es un luchador solitario a quien apoyar de manera irrestricta. En todo caso, El tiene un liderazgo indiscutible y cualquier cosa que pase deberá ponerse al frente de los acontecimientos o dejar que las cosas sucedan, quedándose sólo.

Soy todavía de los que piensan-ingenuo incorregible-, que El es ese luchador solitario que luego de la pertinaz insistencia de Nosotros creyó en lo que le dijimos y pidió las pruebas para de verdad saber si “el mejor sistema del mundo” le había robado las elecciones. Y se dio cuenta que teníamos razón. Y ahora tiene un gran problema.

Si deslegitima al árbitro, tendrá que profundizar la lucha para cambiar al sistema electoral en su totalidad, a pesar de su propia gente, Ellos, que quieren negociar y usarlo en un futuro para su propio beneficio. Deberá negarse a un próximo proceso con ese árbitro. Pero por otro lado si no lo hace, Ellos se saldrán con la suya haciendo que el pueblo pase mas necesidades víctima de un gobierno vendido y corrupto, siendo El su principal cómplice. ¿Qué hacer?

Nosotros sólo podemos acompañarle desde afuera en su soledad, dándole la fuerza para continuar la lucha. Aunque lejano, ese acompañamiento siempre es mejor que el que ahora tiene. Mientras siga en sintonía con Nosotros, en algún momento Ellos serán derrotados, y El podrá cambiar al final el rumbo del país…

Caracas, 7 de Mayo de 2013

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: [email protected]

Twitter: @laguana