Merentes no ha logrado revertir la creciente percepción de riesgo

(Foto Reuters)

El ministro de Finanzas, Nelson Merentes, emprendió una cruzada para intentar reducir la percepción adversa que existe sobre la economía , pero sus encuentros con empresarios no mejoran la cotización de los bonos de la República y de Petróleos de Venezuela, no reducen el riesgo país ni tampoco hay claridad sobre las medidas que se van a adoptar, publica El Nacional.

A 3 semanas de las elecciones presidencias, la cotización de los títulos soberanos  y de Pdvsa –sobre todo los que vencen dentro de 10 años o un tiempo mayor- se ubican 4 puntos por debajo del precio que tuvieron antes de los comicios.

Se advierte que no se percibe celeridad en agilizar el mecanismo de asignación de divisas  a través del mecanismo de subastas que se anunció hace casi dos meses, hay retrasos en las aprobaciones de Cadivi y en las liquidaciones por parte del Banco Central de Venezuela e indefinición de políticas por parte del gobierno de Nicolás Maduro.

“Muchas  transnacionales han registrado grandes pérdidas como consecuencia de la devaluación, lo que lleva a una creciente reticencia de sus casas matrices para aumentar el financiamiento de sus filiales. Resulta incierto el flujo de divisas”, señaló el más reciente informe de Bank of America preparado por el economista Francisco Rodríguez. “A medida que se profundiza la recesión, el índice de aprobación de la gestión de Maduro continuará disminuyendo y eso animará a algunos sectores de la oposición a adoptar un enfoque más de confrontación”, acota.

De acuerdo con la  firma financiera BBO, el ministro Merentes tiene poco que exhibir salvo su encuentro con representantes del sector privado. Además, se le cuestiona que ni siquiera haya mencionado la posibilidad de agilizar las subastas del Sistema Complementario de Asignación de Divisas.

“La única señal que envió Merentes fue decir que el Gobierno trabaja para solucionar los problemas con Cadivi”, señala el reporte de esta entidad financiera. “Después de dos semanas, el gabinete de Maduro tiene poco que mostrar salvo el deseo de atacar el problema eléctrico”, acota el reporte del BBO.