Conoce los beneficios de las bolas chinas (Tips)

Las bolas chinas es un sencillo juguete sexual y terapéutico que tiene miles de años y es extremadamente útil para la salud sexual de la mujer.

Como mujeres me parece imprescindible que dispongamos de una buena información sobre la verdadera utilidad de las bolas chinas. Agradezco mucho tu consulta que me da la oportunidad de aclarar dudas que podemos tener alrededor de su uso y beneficios. Hablemos pues de las bolas chinas, bolas de geisha, japonesas, asiáticas o bolas del amor… todos los nombres por las que son conocidas.

¿Qué son?
Las bolas chinas clásicas son dos bolas de entre 3 o 5 centímetros de diámetro unidas por un cordón corto que sobresale por la vagina para poder extraerlas al igual que un tampón vaginal. Las bolas chinas tradicionales llevan en su interior una bolita que baila suelta, y que al golpear con las paredes de la esfera exterior producen una suave y prolongada vibración que es la clave de la estimulación vaginal que producen. Hay muchos modelos de bolas, de distinto tamaño, peso y de diferentes materiales: látex, plástico, silicona, goma…, las hay que no están unidas por ningún cordel e incluso hay modelos de una sola bola. Al elegir tus bolas, te recomiendo que las toques para sentir el tacto de los distintos materiales, sientas su vibración entre tus manos e imagines las sensaciones en tu vagina. ¡Esta sencilla prueba es fundamental para una buena elección!

¿Cómo se colocan?
Previamente lubricadas, se introducen una por una en la vagina como si fuera un tampón. Puedes lubricar las bolas y también la entrada de la vagina, aunque no es necesario utilizar mucha cantidad. Introduce con cuidado las bolas hasta que te sientas cómoda y queden bien encajadas. No te preocupes si sientes sensaciones un poco raras, es normal si las utilizas por primera vez. Lo importante es que no sientas dolor o te incomoden.

Empieza utilizándolas mientras estás en casa y así te irás acostumbrando a ellas. Después podrás utilizarlas mientras haces tu vida normal.

Sugerencias especiales: debes lavar tus bolas cada vez que las uses, la higiene es esencial para no contraer infecciones. Utiliza jabón neutro. Si eres alérgica al látex, tendrás que usarlas de otro material. Las mujeres con tendencia a las infecciones deben usarlas poco tiempo, para obtener beneficios en nuestra musculatura vaginal no hace falta llevarlas mucho tiempo: bastará con que seamos constantes en su uso y las llevemos sesiones con un mínimo de 15 minutos. Si las primeras veces que usas las bolas chinas, se te resbalan y notas que se salen de tu vagina, es debido a que tus músculos pélvicos están debilitados. Debes empezar a ejercitarlos con bolas de menos peso o bien utiliza una sola bola (puedes cortar una sola bola o utilizar modelos de bolas que sólo traen una). Recuerda que tus músculos pélvicos, al igual que otros músculos de tu cuerpo necesitan ser ejercitados poco a poco. Para rehabilitarlos, debes hacer como cuando vas al gimnasio y haces tus ejercicios de musculación: vas aumentando el peso y el tiempo de los ejercicios

¿Para qué sirven?

Las bolas chinas nos ayudan a fortalecer la musculatura pélvica y tonifican nuestras paredes vaginales. Su uso frecuente y continuado evita los problemas de incontinencia urinaria. Intensifican la sensibilidad vaginal y la lubricación. Te ayudan a aumentar la capacidad de control de los músculos vaginales durante la penetración ejerciendo más o menos presión sobre el pene, aumentando tu placer y el de tu pareja.
Son extremadamente útiles para todas las mujeres y, especialmente indicadas en los problemas de incontinencia urinaria y falta de tonicidad de la musculatura pélvica. Hay momentos críticos para su uso en la mujer: después del embarazo y en la época de la madurez y postmenopausia cuando los músculos pélvicos están relajados y hay más problemas de sequedad vaginal.

A parte de su uso terapéutico, también tienen beneficios eróticos. Cuando las bolas chinas chocan contra las paredes vaginales producen sensaciones muy agradables, la vibración en el interior de las bolas estimula las paredes vaginales y el área vulvar.

Sin embargo, a pesar de las sensaciones agradables que pueden provocar en la vagina, el factor erótico más importante en el uso de las bolas chinas es la imaginación erótica de la persona que las usa. Las fantasías de cada mujer y el juego erótico que puedan provocar, son esenciales para el plus de excitación y placer que proporcionan las bolas chinas. ¡El cerebro es nuestro mayor órgano sexual¡

Con información de Elle