Corto y Picante: “Huele a Carta Democrática” por @fariasjoseluis

El contexto internacional anda muy revuelto para ToriPollo.

Su artera manipulación de UNASUR, donde se comprometió a aceptar la auditoría de las elecciones del 14A que luego negó valiéndose de la falta de autonomía de los poderes en Venezuela, ha despertado malestar de los gobiernos burlados.

La negativa del Teniente Diosdado a conceder el derecho de palabra a los diputados de oposición en la AN, en desacato a lo establecido en la Constitución Nacional, es un delito que ha merecido la condena parlamentaria mundial.

La instalación de la barbarie en la AN con la bochornosa agresión de los diputados oficialistas contra los diputados de oposición ha provocado repudio mundial.

Por si todo lo anterior fuera poco, ToriPollo lanzó una irresponsable acusación de “asesino” y “mafioso” contra Alvaro Uribe que le ha salido cara. Una afrenta que motivó a que el también ex-presidente Andrés Pastrana se le pusiera serio al presidente Santos obligándolo a hechar mano del poco ortodoxo recurso “diplomático” de su cuenta twitter donde aseguró que “la dignidad de los expresidentes se defiende mejor, no a gritos ni con insultos públicos, sino por los canales diplomáticos correspondientes”.

Ante semejante cadena de atrocidades lo menos que se podía esperar es que al “presidente obrero” lo recibieran en Uruguay con un sonoro cacerolazo llamándolo “Dictador” y declarándolo “persona no grata” en la tierra de Artigas. Un gesto para perturbar su paz y la de su modesta delegación de 100 enchufados comodamente alojados en de tres pisos completos alqulados en el Radisson Montevideo Victoria Plaza Hotel, con chef particular incluido.

Sin duda, huele a aplicación de la Carta Democrática en Venezuela como ya se hizo una vez en Honduras y otra en Paraguay. En manos de Insulza y del club presidencial de la OEA está la decisión, pero en manos de los venezolanos demócratas está la firmeza de no bajar la guardia ante el abuso.