“Nuevo pliego tarifario del sector eléctrico es una burla al pueblo”

Enrique Márquez, Elías Matta y William Barrientos, diputados de Un Nuevo Tiempo, rechazaron las medidas anunciadas por Jesse Chacón al considerar que atentan contra los venezolanos. Los parlamentarios presentaron un balance de inversión en el área eléctrica de los últimos siete años, que supera los 20 mil millones de dólares. Exigieron investigación sobre el destino de esos recursos.

El plan es inviable. Para Enrique Márquez, diputado por el Zulia en la Asamblea Nacional, el nuevo modelo tarifario escalonado que se anunciará en 100 días para el sector eléctrico, no es más que una nueva multa disfrazada para el consumidor con la que el Gobierno pretende ocultar su ineficiencia en el área.

“De nuevo están culpando a los consumidores”, rechazó el parlamentario; quien catalogó como una “desvergüenza” del ministro Jesse Chacón hablar de multas cuando el servicio “no sirve”.

“Desde la Asamblea haremos lo posible para evitar que se concrete, es una burla al ciudadano. Ese pliego tarifario que pretenden instauran son solo más multas para el pueblo. Están de espaldas a la realidad de los venezolanos. Ese plan de 100 días es inviable sin fondo gerencial, sin sustento real para tener esperanzas de rescatar el sector eléctrico”.

A su juicio, plantear que se estabilice el sector eléctrico con la disminución del consumo de energía es otra excusa más del Gobierno. “Jesse Chacón como que se olvida que ya esa técnica se utilizó y fue un fracaso. Parece que fuera iniciando un nuevo Gobierno desprendido de todo lo que fueron 14 años de excusas y desaciertos en materia de servicio eléctrico”.

Más burocracia

La creación de la Corporación Industrial Eléctrica, encargada de generar los insumos que requiere la empresa de servicios Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), es otro “elefante rojo” del Ejecutivo, que solo generará más burocracia en el país.
“La solución debe ser gerencial, hay que descentralizar las empresas, si sigue así no van a funcionar”. El diputado de Un Nuevo Tiempo (UNT) rechazó que se pretenda hacerle creer al pueblo que en la nación se van a producir insumos para el sector eléctrico, cuando todos estos productos se están importando.

“Con ese viaje de un millón de dólares que hizo Maduro a Uruguay, firmó un acuerdo para que nos vendan transformadores, cuando aquí tenemos 10 empresas paradas por falta divisas. El Gobierno debe reactivar el sector eléctrico de Venezuela, pero no con la creación de otra empresa, sino brindándole respeto al sector privado con la entrega de recursos para que pueda producir”.

Márquez auguró que con la Corporación Industrial Eléctrica va a pasar lo que pasa con la mayoría de las empresas nacionales, que están quebradas o en vías de quebrar, como el caso de Corpoelec.

“Aquí ni siquiera llega el recibo porque no hay papel para imprimir; además están cobrando la electricidad con estimados, porque no hay lectores de medidores, ni transporte que movilice a los lectores”.

Corpoelec también arrastra problemas con los trabajadores que tienen dos años con el contrato colectivo vencido; y desde hace cinco años no les aumentan el sueldo. “Crear una nueva empresa es el camino equivocado, y el precio lo va a pagar el pueblo venezolano. Este país no se puede manejar con política, tiene que haber eficiencia”.

A rendir cuentas

Elías Matta, diputado por UNT, presentó un balance de la inversión en el sector eléctrico durante los últimos siete años. Solo por vía del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), se aprobaron siete mil 500 millones de dólares; y si a esto se le suma el presupuesto ordinario más la inversión del Fondo Chino, las cuentas dan más de 20 mil millones dólares.

“Qué es lo primero que debería hacer Jesse (Chacón), explicarle al país en qué se invirtió eso y porqué el sector sigue siendo una tragedia”. Entre los proyectos paralizados enumeró Termozulia, vendida como la solución para el Zulia y occidente del país; las plantas de Bachaquero y La Arreaga; la planta del centro del país. “Esto pasa por falta de gerencia. Lo que tenemos es una burla, un plan inviable de politiquería”.

Exhortó a la Contraloría General de la República a que investigue qué pasó con esos recursos. “En cualquier país del mundo, 20 mil millones de dólares habrían sido suficientes para arreglar el servicio eléctrico. Pero el gran problema es que eso se fue en la corrupción e ineficiencia, por eso estamos hundidos. La solución no es sacarles más dinero a los venezolanos. El ministro nos pide uso racional de la energía; y quien le pide a él uso racional de los recursos”.

Otra crítica se la llevó la generación distribuida con la instalación de plantas de emergencia en el país. “Todas esas plantas están paralizadas, ya que su mantenimiento es insostenible cuando Venezuela está comprando combustible en el exterior. Eso es improvisación como la de ahora”.

La construcción del Desarrollo Hidroeléctrico del Bajo Caroní, llamado Tocoma, también entró en la lista negra cuando su costo va por ocho mil 900 millones de dólares y aún no se ha terminado. Se estima un gasto total del 12 millones de dólares.

“La inversión será casi seis veces mayor a la de Caruachi, que costó dos mil 500 millones. Cómo se multiplican los costos así, es una pregunta para el ministro Jesse Chacón y la Contraloría”.

Nota de prensa