Rejuvenece tu cuello

Junto con las manos, el cuello es una de las partes del cuerpo que más evidencia la edad. La aparición del temido “doble mentón”, la flacidez o las arrugas son los primeros síntomas de alerta. Y es que, a partir de los 30 años, los músculos de la zona de la mandíbula empiezan a perder tensión, favoreciendo el desarrollo de la conocida popularmente como “papada” y perdiendo definición del óvalo facial. ¿Cómo evitarlo? mujerdeelite.com

Dieta baja en grasas para rejuvenecer el cuello

Dieta para rejuvenecer el cuello

Una dieta baja en grasas es determinante para rejuvenecer el cuello. Aumenta el consumo de frutas, verduras y productos integrales, y reduce el de alimentos ricos en sodio (sal de mesa, conservas, salazones…) y grasas de origen animal (embutidos, bollería industrial…) para evitar la acumulación de depósitos grasos y la retención de líquidos.

Además, complementa estos hábitos saludables con la ingesta de abundantes líquidos, sobre todo de agua e infusiones depurativas.

Hidratar la piel

Aplicar una buena crema hidratante es el primer paso para combatir el descolgamiento y evitar que la delicada piel del cuello se deshidrate. Si ya has acusado una falta de firmeza, elige una loción específica con efecto tensor.

Igual de importante es utilizar una crema con protector solar para evitar que la piel del cuello envejezca, pierda elasticidad y se acentúe la papada. En todos los casos, recuerda aplicar el producto de arriba abajo suavemente, sin desplazar la piel.

Gimnasia facial para un cuello terso y joven

Ritual de belleza que rejuvenece tu cuello

La fina piel del cuello se convierte en el blanco perfecto para las arrugas horizontales y verticales. Para prevenirlas y reducirlas, complementa los cuidados anteriores con ejercicios de entrenamiento de los músculos de la cara, ya que han demostrado ser muy útiles a la hora de reducir estos signos de la edad.

Uno de ellos consiste en pronunciar todas las vocales, abriendo la boca al máximo; otro, en estirar el cuello y desplazar, tanto como se pueda, el maxilar inferior hacia delante para tonificar la zona. Sacar la lengua e intentar tocarte la nariz con ella también te ayudará a fortalecer la musculatura.

Maquillaje

Por otra parte, el maquillaje también puede ayudarte a disimular las arrugas, debiendo elegir un fondo de maquillaje de efecto “lifting”. Lograrás camuflar el doble mentón, si empleas una base algo más oscura sobre la zona de la papada.

Remedios naturales para rejuvenecer el cuello

Agua fría. Cuando te duches, dirige el chorro a presión de agua fría hacia la zona del cuello. Para estimular la circulacióny evitar el descolgamiento, masajea la zona con una esponja vegetal.

Agua fría para un cuello terso y joven

Miel. La miel ayuda a hidratar la piel y combatir la pérdida de firmeza, de ahí que sea un ingrediente estrella en la elaboración de mascarillas caseras. Te recomendamos aplicar directamente sobre la zona del cuello una capa de miel, cúbrela con una gasa ligeramente humedecida y permite que actúe durante 20 minutos. Después, aclara con agua fría.

Agua de rosas y escaramujos. Para mejorar la firmeza del cuello y evitar que las arrugas o la flacidez vayan a más, tritura un buen puñado de escaramujos secos -el fruto del rosal silvestre- con agua de rosas y unas gotas de aceite de oliva hasta obtener una mascarilla de textura cremosa. Extiende la mezcla por la zona, deja que actúe 5-10 minutos y, transcurrido ese tiempo, aclara con abundante agua fría para intensificar el efecto tensor.