Guanipa: Decenas de comunidades quedan aisladas por mala vialidad

Publicado en: Actualidad, Nacionales

Los barrios de Maracaibo oeste, algunos con más de 20 años de fundados, aún esperan por su consolidación. En la parroquia Idelfonso Vázquez hay por lo menos una decena de ejemplos. Los barrios Ajonjolí, Brisas del Norte y Catatumbo presentan la misma situación: aislados por falta de vialidad, que además se agudiza con la llegada de las lluvias.

Orlando Montilba, líder comunitario del barrio Brisas del Norte, aseguró que con la llegada de las lluvias al menos 100 familias sufren inundaciones. El resto que completan los ocho mil habitantes, tienen que “brincar y saltar” entre los charcos y la mala vialidad. “No tenemos carreteras. En sequía nos enfrentamos a montañas de polvo y tierra, que cuando llueve se convierte en barro. Es toda una complicación salir del barrio en una emergencia y lo que nos da es rabia ver que desde hace tantos años estamos así y nadie nos ayuda para vivir mejor”.

Montilba aseguró que hay dos proyectos parados en la comunidad. El primero es la construcción de un ambulatorio clínico, puesto que los vecinos del barrio y todos los aledaños deben acudir al ambulatorio del barrio Santa Inés que está a varios kilómetros; el segundo es la instalación de la tubería de agua, que no han podido concretar por retrasos de Hidrolago.

“¡Imagínense tener que correr con una emergencia entre barro y huecos! Nos ha pasado que mientras llevamos la emergencia al ambulatorio, la persona pela gajo y eso no puede seguir pasando. Tenemos un terreno al lado del colegio Brisas del Norte, pero no tenemos apoyo de nadie, ni siquiera del mismos consejo comunal que debería estar trabajando por esta comunidad y lo que hace es  señalar a quienes son opositores como traidores y fascistas de la patria y quienes son oficialistas como compatriotas y camaradas. Lo otro es la ineficiencia de Hidrolago. Tenemos 500 metros de manguera que nos dio Pablo Pérez y no hemos conseguido respuesta de ese proyecto. Mientras no tengamos servicios no se va a poder asfaltar las calles”.

Soailen Méndez, vecina del barrio Ajonjolí, detalló que también producto de la mala vialidad la inseguridad se ha apoderado del sector. “La mala vialidad es un problema para todo. Para acá no se meten taxis, ni nada que tenga que ver con vehículos, eso incluye el camión del aseo y la las patrullas. Quien hace compra en la calle y trae varias bolsas tiene que hacer dos viajes desde la salida y exponerse a que un motorizado le arrebate las bolsas. Aquí es la ley de oeste, los policías vienen a ver que le matraquean a los motorizados o a los bachaqueros, pero no a confrontar a los malandros”.
Ángel Finol, líder comunitario del barrio Catatumbo, aseguró que ya la gente está cansada. “No puede ser que tengamos 23 años de fundados y sigamos en estas circunstancias. Estamos tan mal que no tenemos un mercal, y el que está en el barrio Ajonjolí tiene cerrado cuatro años. Estamos matándonos unos con otros en una cola para comprar dos kilos de azúcar y de harina. De verdad estamos mal y nadie hace nada por nosotros”.

Juan Pablo Guanipa, concejal de Maracaibo, aseguró que esta es la realidad que presentan casi todas las parroquias de todo el oeste de Maracaibo. “Decenas de comunidades quedan aisladas por mala vialidad. Tienen una mala vialidad porque no pueden asfaltar hasta que no instalen servicios públicos, pero los servicios públicos se tardan hasta 20 años en llegar. Las instituciones deben trabajar de manera coordinada para solventar las necesidades de las comunidades y Maracaibo oeste necesita una atención mayor en vista de la desatención que presentan hasta ahora. La Maracaibo que queremos necesita del trabajo de todos”.

Comments are closed.