El avión que trasladaba al ex secretario de Kirchner trajo a Antonini y su valija

Uno de los aviones que trasladaba al ex secretario de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz, con bolsos repletos de dinero, fue el mismo que trajo, en 2007, al venezolano Antonini Wilson con su valija de 800 mil dólares. Se trata del Cessna Citation 750 matrícula LV-BRJ, de la empresa Royal Class. Otra llamativa casualidad de la política vernácula.

La ex secretaria de Néstor Kirchner Miriam Quiroga reveló el domingo en el programa Periodismo Para Todos que Muñoz viajaba a Río Gallegos con bolsos repletos de dinero que antes le habían hecho llegar empresarios como Lázaro Báez y Cristóbal López. Según contó Jorge Lanata y pudo comprobar Clarín con fuentes aeronaúticas, los vuelos se hicieron en al menos dos aviones: un Challenger 601, matrícula LV-BPV, y un Citation 750 matrícula LV-BRJ, que pertenece a la empresa Royal Class, propiedad del hijo de Alfredo Yabrán.

El Citation, que estaría actualmente en Estados Unidos, es el mismo avión que aterrizó en Aeroparque con Antonini Wilson y otros funcionarios la madrugada del 4 de agosto de 2007. La aeronave la había contratado Claudio Uberti, otro integrante del entorno K en Río Gallegos.

El acta que redactó la agente de la PSA María del Luján Telpuk dice que la valija que llevaba Antonini contenía US$ 790.550. Junto al empresario venezolano habían viajado en el avión alquilado por la empresa estatal argentina de energía Enarsa el entonces encargado de controlar los peajes viales, Ricardo Uberti; su secretaria, Victoria Bereziuk; el hijo del vicepresidente de la petrolera estatal venezolana PDVSA, Daniel Uzcátegui; otros tres funcionarios de esa empresa; y el titular de Enarsa, Exequiel Espinosa.

Luego del escándalo, el avión trasladó varias veces a Néstor Kirchner. Cosas del destino, fue el último avión al que se subió el ex presidente. El viernes 22 de octubre de 2010 arribó a Río Gallegos en esa aeronave junto a Cristina Fernández, Carlos Zanini, Guillermo Moreno, Débora Giorgi y Dante Gullo, entre otros. Un día después, el matrimonio Kirchner viajó a El Calafate.

Con información del Clarín