“Hay que decirle al mundo lo que pasa en Venezuela”, @felixvelasquez

Venezuela entro en una crisis política y social después de las elecciones del 14 de Abril del 2013, el Consejo Nacional Electoral juramento de manera apresurada al candidato oficialista Nicolás Maduro con un margen de votos muy reducido y, esto trajo como consecuencia serias protestas a nivel nacional en diferentes sedes del C.N.E por las inconsistencias e irregularidades que se mostraron en diferentes centros electorales.

Estas protestas fueron protagonizadas por estudiantes y dirigentes políticos que salieron a respaldar la victoria de Henrique Capriles por todo el territorio nacional y fueron brutalmente atacados por la Guardia Nacional Bolivariana quienes dispararon perdigones que le desfiguraron el rostro a muchos jóvenes y dejaron en cama a otros.

Estas violaciones a los Derechos Humanos, son una muestra del nivel de intolerancia y gorilismo que ha venido utilizando el gobierno ilegitimo, para amedrentar y silenciar a quienes disienten de ellos o quienes se atreven a decirle que abran las cajas electorales para hacer un conteo libre y transparente de las papeletas de votación, que se revisen los libros de votación para ver cuántas personas fallecidas votaron y ver todas las irregularidades que se cometieron en este viciado fraude electoral amparado por el órgano rector el C.N.E. en armonía con los otros poderes que han convalidado esta estafa electoral.

No conforme con erigirse como presidente de manera ilegal, tratan de violentarle los derechos a los parlamentarios de oposición, obligándolos a reconocer a Nicolás Maduro como Presidente, le quitan el sueldo, los dejan sin derecho de palabras y al final los golpean de manera salvaje para que no levanten su voz de protesta.

Los Diputados de oposición que sufrieron graves heridas son William Dávila, Julio Borges y María Corina Machado, quienes llevaron la peor parte en la pelea provocada por el Presidente de la Asamblea Nacional el Diputado Diosdado  Cabello al incitar al odio entre bancadas parlamentarias.

Estas arbitrariedades generaron una reacción nacional e internacional. Varios diputados de la MUD viajaron a otros parlamentos para que el caso venezolano sea tratado con mucha discreción y respeto  ya que el clima político en Venezuela está muy caliente. Lo bueno de todas estas visitas es que se han notado varias movilizaciones en rechazo a Maduro quien ha tratado de ganar voluntades regalando petróleo. Por otra parte hay pronunciamiento de diputados extranjeros distanciándose de la revolución Bolivariana y del nuevo tren ejecutivo venezolano.

La lucha que debe dar la oposición venezolana es el campo internacional, que el mundo se entere que hay un gobierno ilegitimo, de corte fascista que está confiscando las libertades en el país, sin impórtale que hay más de 7 millones y medio de electores que se pronunciaron en contra del elegido por Chávez.