Twitter ve oportunidades en Copa Mundial y Juegos Olímpicos de Brasil

Foto: Referencial

Mientras Brasil corre para terminar a tiempo los estadios de la Copa Mundial del 2014, Twitter ya está trabajando en monetizar lo que el jefe de ingresos de la compañía describe como una oportunidad enorme.

Un robusto gasto en consumo, una penetración de internet todavía baja y una rápida adopción de teléfonos avanzados han convertido a esta nación sudamericana de 194 millones de habitantes en un mercado atractivo para Twitter y otros gigantes del sector.

Con la Copa Mundial aproximándose rápidamente y los Juegos Olímpicos de Río 2016 a la vuelta de la esquina, Brasil es el tipo de oportunidad que una compañía bajo presión por monetizar sus 200 millones de clientes no quiere desaprovechar.

“Uno piensa en los próximos 10 años en Brasil y van a ser realmente impresionantes desde la perspectiva de los negocios”, dijo el presidente global de ingresos, Adam Bain, en una entrevista durante una visita a Sao Paulo esta semana.

“Brasil es la mayor oportunidad que vemos en América Latina y, francamente, entre todos los otros mercados”, dijo el ejecutivo. “Es por eso que vamos a continuar invirtiendo fuerte en este mercado”.

La Copa Mundial y los Juegos Olímpicos son vistos por Brasil como una oportunidad para mostrar su nuevo estatus de potencia económica emergente. Pero a sólo un año del puntapié inicial, la mayor economía de América Latina está teniendo dificultades para terminar sus nuevos estadios y crear infraestructura clave como redes de telefonía celular G4.

Para Twitter esos eventos son también cruciales. La compañía de San Francisco batió récords de tráfico durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y lanzó un nuevo modelo de integración con la televisión que ejecutivos como Bain consideran una parte sustancial de la estrategia de monetización.

Twitter gana dinero mediante la venta de sus “tuits promocionados” o publicidad en forma de posts que los usuarios reciben en medios de sus tuits. La compañía debería generar casi 600 millones de dólares en ingresos este año, según la firma de análisis eMarketer.

Bain, el hombre a cargo de transformar la enorme base de usuarios de Twitter en dinero , vino a Brasil para hablar con empresarios que están comenzando a diseñar sus estrategias para la Copa Mundial y los Juegos Olímpicos.

“Muchos de los acuerdos más estratégicos que hemos firmado con los anunciantes, que son acuerdos globales firmados en el correr de múltiples años, incluyen trabajo que ellos quieren hacer aquí en Brasil durante la Copa Mundial y los Juegos Olímpicos”, dijo.

El desafío no es tanto explicar a los anunciantes porqué deben incorporar la plataforma de microblogs a sus estrategias de marketing, sino mostrarles cómo hacerlo.

Twitter es una de las últimas empresas estadounidenses de internet en aterrizar en Brasil, un mercado emergente que ha abrazado las redes sociales con un fervor casi religioso.

Apenas seis meses atrás la compañía contrató a un ex ejecutivo de Yahoo! para liderar la carga y la sensación de trabajo aún en progreso es aparente en las oficinas de alquiler impersonales y casi vacías que Twitter ocupa provisoriamente en el distrito financiero de Sao Paulo.

Pero las cosas parecen haber cambiado desde que su rival Facebook llegó aquí hace un par de años. El vibrante crecimiento económico de Brasil durante la última década se redujo hasta apenas un 0,9% en el 2012 y la inflación está comenzando a golpear la confianza de los consumidores, quitándole un poco de brillo a la escena local de Internet.

Y, sin embargo, Bain dice que abrir una oficina en Brasil fue una decisión obvia. Incluso antes de poner un pie en el país, Brasil era ya el tercer mayor mercado de Twitter después de Estados Unidos y Japón, con unos 40 millones de usuarios.

“El impacto tiene potencial de ser enorme”, dijo consultado sobre los ingresos que Twitter espera de la Copa Mundial y los Juegos Olímpicos, que declinó revelar.

Una penetración de internet de apenas 44% -la mitad que en Estados Unidos- combinada con fuertes ventas de teléfonos avanzados y una clase media en expansión hacen a Brasil un mercado atractivo en el largo plazo para empresas como Twitter o Facebook.

Y, según Bain,los usuarios de Brasil están respondiendo mejor que otros a la publicidad a través de “tuits promocionados”, involucrándose entre dos y tres veces más que el promedio global.

Con información de elmundo.com