Runrunes de este martes 14 de mayo de 2013

Alto

DÓLARES. Se complica la situación con las divisas. El Gobierno, como un todo, atrapado en las teorías monetaristas y persecutorias de Jorge Giordani. El ministro de Finanzas, Nelson Merentes, busca desesperadamente “baipasear” al Ministro de Planificación sin causar traumas políticos al ya debilitado presidente Maduro. Parece que encontró “transitoriamente” una puntual salida: desaparecerá el Sicad y toda la parafernalia bajo el cual fue creado, incluyendo la retahíla de programas y mentiras promovidas desde el aparato de propaganda del Estado. Merentes ya tomó la decisión de regresar al esquema montado desde hace 10 años y fortalecer a Cadivi y así, confirmado, ya se lo ha comunicado a puntuales empresarios. Solamente ayer el presidente de Alimentos Polar felicitaba al Ministro que retornó al despacho que una vez ya ocupó, pues está más empapado de la realidad económica y es un pragmático matemático cuya visión esta muy alejada de la que aun mantiene -a pesar del fracaso que sus lineamientos soviéticos impusieron al gobierno actual y al anterior- el monje dinosaurio. Economistas -progobierno y oposición- estiman que los pasivos en dólares para el sector productivo podrían alcanzar hasta los $9 mil millones. Esa cantidad, bajo la administración roja que ha tenido el mayor boom petrolero que conozca la historia contemporánea, no existe. Los dilapidaron. En la opinión de un experto y amigo del régimen, la frase es de titulares: “O Merentes asume el riesgo y de manera polémica el toro por los cachos o el desabastecimiento será aun más grave en los próximos meses”. Como cronista me surgen dos preguntas: Una: ¿Por qué no renuncia Giordani quien sigue aferrado no solo al cargo sino hasta la oficina?. Dos: ¿Tendrá poder político suficiente el presidente Maduro para botar al responsable de la debacle económica desde los dos cargos que ostentó por años y cuyas lágrimas conmovían al finado Caudillo?  Los vientos que soplan anuncian tempestades si no se le disminuye el ímpetu a Eolo, su dios…

Medio

MARÍA CORINA. Un informe de su viaje a Colombia indica que “hubo fuertes maniobras de la Cancillería vecina para que ella no hablara en el Congreso donde tuvo una excelente acogida. A pesar de la aprobación de la resolución 227 del Senado invitando a los miembros de la oposición a exponer ante le Congreso la situación de Venezuela, se produjo una alianza contra natura,  donde los miembros del Polo y el Partido Comunista así como el poder Ejecutivo de Santos, liderado por la canciller María Ángela Holguín, unieron fuerzas para tratar de impedir el derecho de palabra de Machado en la Cámara de Representantes y del Senado. La estrategia del senador Juan Mario Laserna, quien ya había logrado la aprobación del pleno del directorio del Partido Conservador  de un pronunciamiento condenando las agresiones y exigiendo el derecho de palabra para ese día miércoles junto al senador Liberal Juan Manuel Galán y el uribista del Centro Democrático Juan Carlos Vélez- funciono a la perfección logrando una votación muy cómoda en la Cámara de Representantes y un acuerdo casi unánime en el Senado para que la parlamentaria venezolana expusiera por 15 minutos en cada plenaria. María Corina explicó a los parlamentarios “el proceso continuado de golpe militar que se inició el 10 de enero cuando debía juramentarse Chávez; las sentencias inconstitucionales de marzo; el fraude del 14 de abril y el golpe al parlamento de la mano del presidente de la Asamblea”, mostrándose frente a sus colegas aún con las señales visibles de su agresión. En el Senado las tensiones fueron visibles, pues su presidente, el senador Roy Barreras, daba la palabra sin soltar su teléfono. ¿Quién lo estaría escuchando? ¿Tal vez la oficina frente al Hotel de la Opera que seguía el debate? sugiere el documento. Machado recibió un cerrado aplauso entre representantes y muestras de solidaridad de senadores. Las excepciones fueron Iván Cepeda, Gloria Ramírez y Luis Carlos Avellaneda, quienes defendieron a Maduro y su Gobierno. Imperando la democracia en el debate condenaron las agresiones a los diputados en la sesión del 30 de abril. Solidaridad contra la violencia a pesar de la distancia ideológica. Dice la prensa que se escuchó decir al presidente del Senado “nunca en mis años aquí había tenido tanta presión para que alguien no hablara” y  palmeando la espalda de un colega, “el senador Laserna, se salió con la suya”…

MAIZ. Ojalá que hoy hicieran cadena con el encuentro entre Maduro y Mendoza. No se atreven. Ayer Polar desmontó con respeto las mentiras rojas. Maduro ha sido engañado vilmente por los incapaces pero como coge casquillo “socialista” se embarranca solito. El grupo mexicano Gruma, mayor comprador de maíz del mundo, dueño de Maseca, fue contactado para que produjera harina y lo dejaron con los crespos hechos. Su planta intervenida sin pago. El SADA es quien ordena el destino de los productos…

Bajo

MI CASO. Las mentiras del régimen en mi contra no cesan. Descubiertos como quedaron de la farsa de la destrucción de los CDI, harto documentada, y donde me asignaban la culpa de la violencia por un tuit que demostró lo que allí dije, han inventado ahora unos folletos, cortos animados y comiquitas en las que se me coloca aceptando órdenes de Henrique Capriles para encender una sangrienta guerra. Los cagatintas y sap@s rojos mencionan que ese tuit tuvo 6 mil retuits. No se han paseado que con 1.400.000 de seguidores eso significó solo 0,42 %, cifra mínima sin ningún resultado como pretenden engañar. Usan los fondos públicos del Minci en propaganda destinada a promover el odio, por lo que incurren en  delitos previstos en la Ley contra la Corrupción, sin hablar de difamación,  injuria y simulación de hecho punible. Recuerdo el antecedente con el colega Miguel Ángel Rodríguez  cuando La Hojilla impresa publicó su foto intervenida para hacerlo lucir como un cadáver. El Estado nada hizo y luego pasó igual con  los afiches que el Minci sacó durante la gestión del difunto William Lara para justificar el cierre de RCTV, lo que ahora esta en boga por la demanda que la CIDH presentó ante la Corte IDH. La justicia y la verdad a veces tardan pero siempre llegan al fin establecido. Cerquita tenemos el caso, aún caliente esta semana, del dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt quien gobernó su país entre 1982 y 1983, el período más violento de la guerra civil que duró desde 1960 a 1996, y que después de cuatro décadas fue sentenciado a 50 años de prisión…

www.runrun.es
@nelsonbocaranda