Angelina Jolie: De chica con tatuajes a mujer con una causa

En sus épocas de chica mala, el cuerpo de Angelina Jolie era una cartelera de tatuajes que decían cosas como “Billy Bob”. Ahora Jolie ha decidido compartir detalles íntimos de su anatomía para ayudar a mujeres en riesgo, al hacer pública su doble mastectomía preventiva para reducir en gran medida la alta probabilidad de desarrollar cáncer de mama u ovario. AP

Es el suceso más reciente en el giro de Jolie de hedonista a humanitaria, de chica fiestera a modelo de conducta.

La manera como dio a conocer públicamente su historial médico, con sus propias palabras, en el momento que le pareció oportuno —con un artículo editorial en el New York Times el martes que tomó completamente por sorpresa a Hollywood— revela a una mujer que alguna vez pareció fuera de control como una de las actrices más vigorosas y compasivas de Hollywood, utilizando su nombre con precisión quirúrgica para promover asuntos importantes para ella.

“Estoy sobrecogido por ella. Sigue siendo una de las mujeres más inspiradoras con la que me haya encontrado”, dijo el ex jefe de Paramount Pictures Sherry Lansing, quien encabeza la Fundación Sherry Lansing para la investigación del cáncer.

“Al permitir que la gente conozca su asunto personal, está conmoviendo a una cantidad incontable de mujeres que tienen las mismas mutaciones genéticas y les está mostrando que tienen opciones y que pueden fortalecerse y hacerse cargo de su propia salud. Al hacer eso, creo que ella va a salvar innumerables vidas”, agregó.

Jolie ha recorrido un largo trayecto desde sus días salvajes hace 10 ó 12 años.

Fue catalogada como demoledora de hogares cuando se juntó con Billy Bob Thornton, quien se divorció de Laura Dern para casarse con Jolie. Thornton y Jolie fueron la pareja de ensueño de cualquier publicación sensacionalista, una pareja extravagante que portaba dijes con una gota de sangre del otro.

En el 2000, Jolie mostró orgullosa el más reciente de sus 10 tatuajes, el nombre “Billy Bob” grabado en su hombro izquierdo. El matrimonio terminó tres años después y nuevas acusaciones de demoledora de hogares surgieron luego que Brad Pitt dejó a Jennifer Aniston por Jolie, con quien protagonizó la película de 2005 “Mr. and Mrs. Smith”.

Pero desde entonces, mientras los paparazzi los acechan y los reporteros se pelean por confirmar el rumor más reciente de boda entre la pareja, estos han emergido como el dúo potencia de Hollywood.

Ambos se turnan para embarcarse en proyectos cinematográficos y así estar uno libre para atender a sus seis hijos; además, viajan por el mundo para promover buenas acciones.

“Si ella no fuese una de las principales actrices de Hollywood, sería una de las principales publicistas”, dijo Howard Bragman, vicepresidente de Reputation.com. “Es difícil pensar en una pareja que tenga una mejor imagen en esta ciudad, por sus carreras, familia, trabajo humanitario”.

“Son muy buenos en eso y una de las razones es que tienen un círculo muy íntimo en el que confían y no van más allá de eso. Es inusual en los círculos de Hollywood, pero ellos son muy estrictos respecto a su vida personal, sobre lo que sale de ahí. Cuando algo sale de ahí, generalmente se planeó que saliera. No se filtra; ni siquiera tienen publicistas”, añadió.

Como enviada especial para asuntos de refugiados de la ONU, Jolie, de 37 años, se ha dedicado a las causas con el mismo ahínco que al cine.

Sigue actuando en grandes producciones como “Maleficent”, una versión de “La Bella Durmiente” a estrenarse el próximo año en la que encarna a la malvada hechicera que le echa una maldición a la princesa del cuento de hadas. Pero Jolie también lleva sus intereses humanitarios a la pantalla: en 2011 debutó como directora de “In the Land of Blood and Honey”, un drama de guerra sobre dos amantes — una mujer bosnia musulmana y un hombre bosnio serbio — atrapados en los horrores de los campos de trabajo y violaciones.

“No hay diferencia entre la estrella Angelina Jolie y la mujer Angelina Jolie. Las decisiones que ha tomado como directora siguen siendo fuertes”, dijo Thierry Fremaux, director del Festival de Cine de Cannes, donde Jolie ha sido invitada frecuente con filmes como “Changeling” y “A Mighty Heart”.

En cuanto a su artículo en el Times sobre su mastectomía, “todos sabemos que no lo hizo por ella sino por darle un ejemplo a todas las mujeres del planeta Tierra que están sufriendo la misma enfermedad”, dijo Fremaux. “Sabíamos que era una gran estrella, pero también es una gran persona”.

Jolie escribió sobre la muerte de su madre por cáncer a los 56 años y que ella misma es portadora de un gen con que, según sus médicos, tenía un 87% de probabilidades de desarrollar cáncer de mama y un 50% de posibilidades de desarrollar cáncer de ovario. Describió en detalle los procedimientos a los que se sometió entre febrero y fines de abril para remover tejido y reconstruir sus senos con implantes.

Fue tratada en el Pink Lotus Breast Center en Beverly Hills, California. La doctora Kristi Funk, quien fundó el centro en el 2007, leyó una breve declaración ante reporteros el martes, diciendo que “esperamos que la conciencia que ella está creando alrededor del mundo salve incontables vidas”.