Cámara de Turismo rechaza invasiones a hoteles operativos de Margarita

El presidente de la Cámara de Turismo de Nueva Esparta, José Antonio Yapur, rechazó las arremetidas contra el hotel Porlamar Suites, la noche del viernes y de la construcción del complemento del hotel Aquarius en playa El Angel.

Considera que ese tipo de atentados contra las instalaciones hoteleras, no solamente afectan las garantías económicas de los propietarios, sino también a la actividad turística de la región.

Enfatizó que es distinto que los hoteleros puedan cooperar con el Estado en situaciones extremas, pero no justifica las ocupaciones a hoteles operativos o en proyecto, como ha ocurrido recientemente en Margarita.

Exhortó al gobierno nacional a atender los problemas de viviendas, por ser una necesidad básica de todo ser humano, sobre todo si es un derecho que está consagrado en la Constitución Nacional.

No se justifica ese tipo de atentados contra una actividad que prácticamente sustenta la economía regional, enfatizó Yapur.

Por su parte, la alcaldesa Darvelis de Ávila, enfatizó que la municipalidad de Maneiro no tolerará ni permitirá invasiones a propiedades privadas ni áreas públicas de esa jurisdicción.

Advirtió que en caso de no ser tomado en cuenta ese derecho particular o colectivo, solicitará el pronunciamiento y participación del Ministerio Público y de la Guardia Nacional, para evitar cualquier brote de anarquía propiciada por tomistas de oficio.


Florecieron en mayo

Las invasiones resurgieron durante el mes de mayo en la isla de Margarita, donde en menos de 15 días se registraron cuatro ocupaciones ilegales, dos de ellas en un hotel en plena operación y otro en ejecución.

La noche del viernes, alrededor de 250 personas llegaron en cuatro autobuses al hotel Porlamar Suites & Resort, y argumentando que realizaban “turismo social”, lograron acceso hasta el área de admisión, pero una vez allí, manifestaron su intención de ocupar las habitaciones que no están siendo ocupadas por los socios.

El lunes 29 de abril, alrededor de 20 familias entraron al hotel en construcción en Playa el Ángel, que forman parte de la ampliación del hotel Aquarius, pero fueron desalojados al día siguiente gracias a la presión ejercida por los vecinos del sector, para que las autoridades frenaran esta invasión.

Rezagados de proyecto

Las familias que intentaron ocupar el hotel en construcción, argumentaron que ellos estaban en la lista de los beneficiados con los terrenos de la Auyama, donde el gobernador Carlos Mata Figueroa, les prometió construir viviendas, pero en la última depuración los dejaron fuera de la lista de censados

Producción y publicidad