Director de Google padece de una “rara” enfermedad en la garganta

Foto AP

El director general de Google, Larry Page, reconoció que tiene un problema con sus cuerdas vocales, el cual ocasionalmente le da problemas para hablar y respirar, pero aseguró que está lo suficientemente bien para seguir al frente de la empresa de internet más influyente del mundo.

La explicación que Page colocó el martes en su perfil de Google Plus aclaró un misterio que pendía sobre él desde que perdió la voz hace un año, lo que hizo que se perdiera la asamblea anual de accionistas de Google Inc. en junio y conferencias telefónicas para hablar de los ingresos trimestrales de la empresa en julio.

Page, de 40 años, cofundador de la empresa y director general desde hace dos años, dijo que su cuerda vocal izquierda ha estado paralizada desde que sufrió un severo resfriado hace 14 años, cuando Google todavía estaba en sus etapas de formación. Ese tema se complicó el año pasado con otro resfrío que según el empresario paralizó su cerda vocal derecha, aunque todavía tiene movimiento limitado.

La incapacidad de Page el año pasado alarmó a los inversionistas, en especial a aquellos que recuerdan la negativa inicial de Apple Inc. para revelar la gravedad de los problemas de salud de su cofundador Steve Jobs. El directivo se ausentó dos veces formalmente por razones médicas cuando era director general de Apple y renunció unas seis semanas antes de fallecer por un cáncer.

Cuando Page tuvo su problema de salud, Google simplemente informó que el directivo estaba lidiando con un problema en la garganta que no lo alejaría de su trabajo.

La preocupación de Wall Street por la condición médica de Page se calmó cuando regresó en octubre a participar en la conferencia de Google por su reporte financiero. Aunque su voz es áspera y algunas veces suena como la de un robot, Page ha hablado con detalle en cada una de las tres conferencias que ha hecho Google desde la que se perdió el año pasado.

Page ofreció más consuelo con el reporte del martes.

“Afortunadamente, después de una recuperación inicial, soy completamente capaz de hacer todo lo que necesito en casa y en el trabajo, aunque mi voz es más débil que antes”, escribió.

Los médicos no han podido diagnosticar por qué sus cuerdas vocales están mal, de acuerdo con Page. La afectación podría estar relacionada con otro problema de salud, la tiroiditis de Hashimoto. Page indicó que fue diagnosticado con ese padecimiento en 2003. Lo describió como una “condición inflamatoria casi siempre benigna de la tiroides que no me causa problemas”. AP