En Tiempo Real: La revolucionaria batalla del papel sanitario por @carlosvalero08

Ayer escuche la explicación al problema del desabastecimiento más insólita y original, una funcionaria del Indepabis aseguraba que parte importante del problema se debe a que los consumidores venezolanos están cometiendo “micro acaparamiento”. Es decir, los venezolanos están cometiendo acaparamiento doméstico cuando compran dos o tres paquetes de harina de maíz en lugar de uno, o de aceite, jabón, papel higiénico, en fin, copiando quizás el esquema de la cartilla de racionamiento aplicada en la Isla, que al asignar a cada ciudadano lo que la burocracia considera que requiere para cubrir sus necesidades básicas, se evita la tentación del acaparamiento familiar.

Luego el país se enteró por medio del ministro de comercio que importaríamos 50 millones de rollos de papel higiénico para que los venezolanos tuvieran en términos per cápita el equivalente a 1.66 rollos para poder ir al baño tranquilos. El deterioro acelerado de nuestra calidad de vida que están ejecutando a cabalidad Maduro y su combo de enchufados es tan grande que ahora conseguir un rollo de papel higiénico es una hazaña heroica y los burócratas están recibiendo galones y reconocimientos revolucionarios por importar lo que hasta hace poco se producía con niveles de excelencia en nuestro país.

La batalla revolucionaria del papel sanitario el gobierno la venderá como una victoria sobre el imperio y la oligarquía, así como también lo son traer de Brasil pollos o de Argentina carne, cuando en realidad son un fracaso que debería llevar a poner la renuncia desde Nicolás Maduro hasta el mismo presidente de la Asamblea Nacional. La propaganda oficial hará su trabajo y venderá el hecho de poder comprar un rollo de papel higiénico como un logro equiparable a la toma del cuartel Moncada, la toma de la Bastilla o el desembarco de Normandía. El PSUV insiste en sustituir gestión eficiente con propaganda, políticas públicas serias y de largo plazo por consignas vacías y panfletarias. Pareciera que Maduro y Jaua siguen siendo encapuchados quemando cauchos en la entrada de la UCV, con la diferencia de que se quitaron las capuchas y ahora en lugar de quemar cauchos o busetas destruyen las bases económicas y morales del país.

La batalla del papel higiénico se ha convertido en noticia mundial. Un país petrolero importando desde el combustible necesario para mover el país hasta el papel en todas sus presentaciones. Yoani Sánchez escribió un tuit que describe quizás la utopía de Maduro, que no es otra que ponernos a vivir como en Cuba, ella dijo: @yoanisanhez Desabastecimiento de papel sanitario en #Venezuela, lástima que no haya periódicos Granma por allá, para usarlos en el baño como nosotros.

La sensación que dan los gobernantes es de total desconocimiento de las funciones del Estado, lo cual llama la atención porque básicamente son los mismos funcionarios que han estado mandando durante 14 años. Esto nos lleva a concluir que el ex presidente tenía que hacer magia para que las cosas medio funcionaran con estos ineptos, con razón a cada rato los regañaba en público. Ahora la explicación del por qué antes medio funcionaban y ahora todo es un desastre se debe a que el modelo del socialismo del siglo XXI estalló, está desmoronándose producto de una concepción pre histórica de la economía. Con el boom petrolero de los últimos años se han podido cubrir las deficiencias a punta de petrodólares, pero se han gastado hasta lo que no tenían y hoy todos pagamos con escasez, hambre, inflación y muerte la forma irresponsable como quisieron inventar un modelo que en todos los lugares donde ha sido aplicado ha fracasado.

Ojalá y esta crisis abra la conciencia crítica del pueblo que aún confía en los burócratas del gobierno, para que entre todos impulsemos el cambio que reclama nuestra nación.

Carlos Valero

Les invito a seguirme en twitter a través de la cuenta @carlosvalero08