Cámara Inmobiliaria: No hay ni habrá viviendas sin la participación del sector privado

El presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Aquiles Martini Pietri, señaló que parece que está sincerándose la situación de las viviendas en Venezuela tras el anuncio gubernamental de que las familias beneficiarias de la Misión Vivienda pagarán “lo justo” por sus inmuebles.  Recordó que ese fue uno de los planteamientos que la Cámara presentó desde el inicio de la Misión Vivienda como una fórmula para que la Misión pudiera continuar y que fue altamente criticado.

Martini Pietri destacó que Venezuela vive un momento crítico en el sector de las viviendas porque la Misión Vivienda ha presentado fallas importantes y existen múltiples factores que necesitan atención urgente sin la cual el déficit de viviendas será cada vez mayor.

“Es falso que la Misión Vivienda va a satisfacer todas las demandas habitacionales, nunca el Estado ha sido capaz de suplirlas sin los conocimientos y la inversión del sector privado, eso tiene que saberlo la población, para no crearse falsas expectativas. Podemos, en cambio, trabajar de forma conjunta e inclusiva para que todos tengamos mejores viviendas y que el acceso a su compra sea efectivamente viable.  Eso se logrará a través de la incorporación del sector privado, que es una fuerza productiva inmensa que está deseando activarse”, acotó.

Recordó que según números oficiales la Misión Vivienda disminuyó su ritmo de construcción en más de un 30% en el primer cuatrimestre de 2013.

Advirtió se presenta en Venezuela una situación inédita, y es que la mayoría de los bancos no pueden cumplir con la gaveta hipotecaria obligatoria, porque las leyes y controles generan condiciones inviables para los promotores causando que nadie presente proyectos, lo que ha producido que el sistema de créditos esté paralizado.

“Ahora la banca dispone de fondos, y no hay donde colocarlos por falta de activación e integración a los planes del sector privado”, puntualizó.

Las leyes vigentes en materia de crédito hipotecario establecen que todo el dinero de la gaveta hipotecaria obligatoria solo puede destinarse a proyectos de vivienda donde la unidad habitacional no tenga un precio de venta mayor a 500 mil bolívares. “Es imposible trabajar en estas condiciones, y el gobierno lo sabe, tal vez sí puedas levantar 4 paredes y un techo, pero no vas a poder desarrollar vialidad, drenajes, servicios completos, estacionamientos y sin todos estos factores no estamos hablando de una vivienda digna, estás trasladando los problemas del barrio a otro sitio”, explicó el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela.

Dijo que la legislación actual también eliminó por vía de hecho los subsidios directos para viviendas. “La gente cree que puede acceder a un subsidio, pero no es verdad, porque los subsidios de hasta solo 270 mil bolívares están dirigidos exclusivamente a proyectos en los que la vivienda no cueste más de 350 mil bolívares, y esa es una cifra irrisoria, considerando otros grandes problemas que afectan el desarrollo de viviendas en este país, como la falta de materia prima, la inflación, la devaluación, el exceso de regulaciones y inseguridad jurídica y la enorme burocracia que implica cualquiera de estos trámites”, aseguró Martini Pietri.

El sistema de créditos y subsidios hipotecarios necesita flexibilizarse y adaptarse a la realidad nacional, aseguró. En ese sentido, hizo un llamado al gobierno para actuar en este asunto y permitir las opiniones y la participación de las empresas privadas en el sector.

Sin producción no hay viviendas

Según cifras de personeros del gobierno, para el mes de mayo tan solo se han construido poco más de 30 mil viviendas en el marco de la Misión Vivienda de una meta de 380 mil para este año, lo que representa alrededor de 9% de cumplimiento.  “Este cumplimiento deja mucho que desear, considerando todos los recursos que manejan, y la situación se agrava más cuando el propio gobierno admite que quedan 11 mil damnificados esperando viviendas, quienes están en refugios desde hace 2 años, sencillamente no se están haciendo las cosas bien”, dijo.

“Dicen que le darán prioridad a 11 mil damnificados que todavía quedan, decisión que apoyamos completamente pero ¿qué pasa con el resto de la población? ¿Con las millones de personas que viven en casas sin servicios, o que están localizadas en espacios de alta peligrosidad? ¿Con las nuevas familias que día a día se formalizan?”, expresó Martini Pietri.

“Si no nos unimos todos a producir, el gobierno con la Misión para las familias verdaderamente necesitadas, los privados para todo el país, familias necesitadas y clase media tan golpeada en nuestros días,  con un sistema de créditos justo y viable, no podremos superar este estancamiento, porque sin producción no hay viviendas. Sin respeto a la propiedad privada y reglas claras y justas no hay confianza, y sin  nuevas viviendas los precios de las casas y apartamentos seguirán subiendo a pesar de todo control que se pretenda ejercer, porque la sociedad marca las pautas a través de las cuales busca sus propias soluciones”, dijo Martini Pietri.

Prensa Cámara Inmobiliaria de Venezuela