Guanipa: Maracaibo se ha convertido en la ciudad más cara de Venezuela

 

Un paquete de harina que según el Instituto Nacional de Estadística (INE) está regulado en 5.09 bolívares se está vendiendo en los mercados informales de Maracaibo en 30 bolívares. El arroz que tiene un costo oficial de 5.30 bolívares también se vende en 30, lo que lleva a que la canasta alimentaria en la ciudad se eleve de manera alarmante de acuerdo, incluso, a cifras oficiales.

Juan Pablo Guanipa, concejal de Maracaibo, explicó que según el INE en Maracaibo la canasta alimentaria se ha incrementado hasta 8.74 por ciento cuando en Caracas sólo ha aumentado un 4.3 por ciento. “Maracaibo se ha convertido en la ciudad más cara de Venezuela, el primer lugar del país donde la canasta alimentaria se ha incrementado de manera alarmante y eso pasa porque tenemos un Gobierno nacional que no asume su responsabilidad con lo que está pasando en Venezuela en matrería de provisión de los alimentos. Esta situación es crítica y lo vemos en las inmensas colas que se hacen a las afueras de los supermercados y mercales para comprar alimentos”.

Destacó que a pesar de que el Gobierno informa sobre el decomiso de alimento regulado, eso no soluciona el problema. “¿De qué le sirve a la gente que le informen que se han decomisado no sé cuántos miles de toneladas de alimentos si la realidad que estamos viviendo en la ciudad es toralmente distinta? ¿De qué le sirve a la gente eso si cada rubro regulado está vendiéndose por encima de lo estipulado a precios inalcanzables?”

Consideró  que con estas actitudes el Gobierno está actuando para atender las consecuencias y no para atender las causas del problema. “¿El decomiso de mercancía regulada es lo que va a solucionar el problema de desabastecimiento? Con esto se está atendiendo la consecuencia y no la causa del problema de desabastecimiento. Si la política de producción nacional se hubiese atendido a tiempo, hoy tendríamos una Venezuela llena de empresas grandes, medianas, pequeñas, echándole pichón y produciendo. Por el contrario tenemos una economía de puerto. Estamos importando 700 mil toneladas de alimentos y beneficiamos a los empresarios y trabajadores de otros países. Tenemos que lograr hacer en Venezuela lo que consumimos en Venezuela y para eso necesitamos un Gobierno para todos por igual, que impulse todo el aparato productivo del país”.

Violación a la constitución

Guanipa denunció que con estas actuaciones del Gobierno se están violando los artículos 112 y 117 de la  Constitución Bolivariana de Venezuela en cuanto a la producción de bienes y servicios para los venezolanos.

“El artículo 112 reza: El Estado promoverá a la iniciativa privada garantizando la creación y justa distribución de la riqueza así como la producción de bienes y servicios que satisfagan las necesidades de la población. Dice que el Estado promoverá no que enfrentará, o tratará de asfixiar la iniciativa privada y este Gobierno se ha encargado estos 14 años de perseguir al empresario en vez de ser aliado porque este produce bienes y servicios para todos, pero también empleo”.

Citó además el artículo 117 que reza: “Todas las personas tendrán derecho a disponer de bienes y servicios de calidad, así como a una información adecuada y no engañosa sobre el contenido y características de los productos y servicios que consumen, a la libertad de elección y a un trato equitativo y digno…”. A lo que agregó: “Yo me pregunto: ¿Dónde está la libertad de elección? Donde está la posibilidad de que uno esté en el mercado y se consiga varias marcas y versiones de aceite o cualquier otro producto. Eso se acabó en Venezuela, ahora tenemos que llegar a ver qué es lo que hay y a ver cuáles son los precios y es casi imposible que sea el precio regulado”.

Fustigó que el Gobierno tiene que asumir su responsabilidad y cambiar de manera urgente la política económica. “Así como se sentó con Polar debe hacerlo con todas las empresa, pero no en una actitud amedrentadora y agresiva, sino con una actitud de vengan aquí, vamos a impulsarlos, a promover esa empresa privada, que evidentemente con la regulación del Gobierno, cumpla con su trabajo, permitiéndole hacer su trabajo y así atender lo que sucede en Venezuela. ¿Cómo es posible que las visitas y fiscalizaciones del Gobierno hacia la empresa privada se contabilizan en miles y no se visitan las empresas que están a cargo del Gobierno y que están en producción cero. Lo que hicieron fue expropiar una planta y dejarla ineficiente perjudicando a la gente”.

Opinó que Venezuela ha perdido la mejor oportunidad que cualquier Gobierno, en cualquier época de la historia republicada, hubiera querido para lograr un país próspero productivo de primer mundo y más importante de américa del sur. “Hemos perdido esa oportunidad porque el Gobierno en medio del más importante incremento de los precios del petróleo se convirtió en un Gobierno perseguidor y no promotor de la empresa o iniciativa privada y eso hay que decirlo y denunciarlo, hasta que cumpla con su responsabilidad”.