Roger Noriega: ¿Por qué otorgarle una visa al representante de un gobierno ilegítimo?

El pasado 23 de abril, el espurio venezolano, Nicolás Maduro, designó a Calixto Ortega como su nuevo representante diplomático ante los Estados Unidos. Su intención dijo, es la de “mejorar” las relaciones diplomáticas con EE.UU.

Es difícil creer que Maduro realmente crea lo que dice cuando sus acciones simbolizan lo contrario. Un día después de la designación de Ortega, Maduro anunció la captura de un supuesto “espía” estadounidense al que acusó de planear acciones desestabilizadoras en contra de su gobierno y de querer provocar una “guerra civil”. Timothy Hallett Tracy es un cineasta que estaba documentando la elección en Venezuela. Su injusta captura es una señal más de la desesperación Cubanomadurista.

Si queremos ser congruentes con nuestros principios, debemos pedir la liberación inmediata de Timothy Hallett Tracy y negar la visa diplomática de Calixto Ortega.  Aunque Tracy sea liberado no podemos otorgar una visa como si esto fuera el pago de un secuestro.

Maduro y sus titiriteros acusan constantemente a los Estados Unidos de “intervenir” en sus asuntos privados y de desestabilizar la situación política y social que se vive en Venezuela. La realidad es que Maduro ha permitido la injerencia del régimen cubano y este ya controla el gobierno Venezolano.

El Presidente Obama ha expresado públicamente su descontento con las declaraciones de Maduro y ha cuestionado justificadamente la legitimidad de su gobierno. En una entrevista durante su visita a Costa Rica el presidente Obama declaró que “Lo que queremos para Venezuela es … Venezolanos … capaces de elegir a sus propios dirigentes en elecciones justas y libres en un proceso democrático que sea creíble. ” “No hemos tratado de interferir en modo alguno con lo que sucede allí”.

“Lo que hemos dicho es que vamos a asegurarnos de que las reglas se sigan, que las personas no estén siendo encarceladas o intimidadas, que se le permita a la prensa informar imparcialmente sobre lo que ocurre, que el partido gobernante no recurra a la intimidación para sesgar los resultados,” comentó el Presidente Obama.

Las palabras del presidente Obama deberían ser razón suficiente para que el Departamento de Estado, que por supuesto está a su mando, le niegue la visa diplomática a un secuaz del régimen ilegítimo Cubanomadurista.

Calixto Ortega pertenece a la vieja guardia del chavismo que vendió su alma a los cubanos para mantenerse en posiciones de poder. Estados Unidos no puede aceptar las cartas diplomáticas de este individuo pues significaría legitimar a un régimen autoritario que día a día viola los derechos de su pueblo y la seguridad de toda la región.

Lideres del Congreso de los Estados Unidos deben presionar para que las autoridades del Departamento de Estado no cometan el error de aceptar al enviado del espurio y así contribuir a la legitimación de un títere que sirve a una de las dictaduras mas dañinas en la historia de nuestra región.

El autor fue secretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental y embajador ante la Organización de los Estados Americanos en la Administración del Presidente George W. Bush (2001-2005) y es un investigador visitante en el American Enterprise Institute. Su firma, Visión Américas LLC, representa a clientes estadounidenses y extranjeros.

 

http://interamericansecuritywatch.com/por-que-otorgarle-una-visa-al-representante-de-un-gobierno-ilegitimo/