Trucos para cocinar rápido y sano

Seguir una dieta sana y equilibrada es un objetivo más fácil de conseguir de lo que imaginas. No es necesario pasar un tiempo excesivo entre fogones. Una compra inteligente, una adecuada planificación y algunos trucos sobre conservación y cocción de los alimentos harán que puedas disfrutar de multitud de platos saludables que requieren un mínimo trabajo, con el objetivo de cocinar rápido y sano. mujerdeelite.com

(foto archivo)

Si dispones de poco tiempo es normal caer en el error de comer “cualquier cosa” o recurrir con demasiada frecuencia al fast food. Para evitarlo y alimentarte de manera variada y sana sin que te lleve toda una mañana, uno de los primeros pasos a seguir es hacer una “compra inteligente”.

Piensa en los platos que tienes previstos (puedes planificar un menú semanal) y compra aquellos ingredientes que necesites y que estén presentados de la manera que a ti te resulte más cómoda. No hablamos de platos precocinados (vienen bien pero no deben ser la base de tu alimentación) sino de los productos en sí mismos.

Si compras carne o pescado en un establecimiento tradicional, pide al profesional que te atienda el corte que deseas, es decir, llévate el estofado ya troceado a tu gusto, los filetes para plancha bien finos, el pescado limpio o el pollo en las porciones que te vengan bien para una receta determinada… la atención personalizada es un plus a las “bandejas” y puede suponer un importante ahorro de tiempo, permitiendo llevarte la materia prima justo como tú quieres (lista para poner al fuego).

Cocinar rápido y sano es posible

Además de estos productos frescos tienes multitud de opciones para llevarte a casa en forma de ingredientes listos para cocinar o directamente consumir: verduras ya troceadas y congeladas (o en bote), conservas de pescado, bolsas con originales mezclas de ensaladas a las que sólo tendrás que añadir tu toque personal, pasta fresca que se prepara en escasos minutos, ahumados

Hay que reconocer que, actualmente, si no quieres complicarte demasiado en la cocina, las opciones saludables a tu alcance son muy numerosas.

Organiza tu despensa para lograr cocinar más rápido y sano

Tras este primer paso, el siguiente tiene que ver con la propia organización de la nevera y despensa. Resulta muy práctico dedicar un par de horas a la semana a dejar preparados una serie de ingredientes que hagan posible numerosas recetas saludables en pocos minutos(a la larga esa inversión de tiempo te resultará de lo más rentable).

Organiza tu despensa para lograr cocinar más rápido y sano

Verduras cortadas o ralladas listas para utilizar (o congeladas), arroz y pasta hervida (conservados en recipientes plásticos individuales), legumbres ya guisadas y reservadas para distintos platos (10 minutos en olla a presión), ricas vinagretas (mezclando tú misma aceite y vinagre y añadiendo tus especias favoritas: ajo, romero, comino…) listas para condimentar cualquier plato… Todas estas ideas te permitirán sorprender con deliciosas propuestas que te llevarán sólo unos minutos de preparación como por ejemplo: un rico arroz con vegetales, una ensalada con queso y frutos secos, unas judías a la vinagreta, un salteado de verduritas, un salpicón de mariscos (de lata), un plato de pasta y salmón ahumado…

Técnicas de cocción para cocinar rápido y sano

Claves para cocinar rápido y sano

Junto a estas propuestas, el tercer paso para conseguir platos sanos sin complicarte demasiado se basa en las técnicas de cocción. Elige preferentemente la plancha, el vapor y el horno.

En el primer caso, comprueba que la plancha esté a la temperatura adecuada (bien caliente pero sin humear) y, si es necesario añade solo unas gotas de aceite de oliva. Cocina las carnes y pescados unos minutos por cada lado para que estén en su punto con rapidez y conservando todas sus propiedades nutricionales.

Si prefieres cocinar al vapor utiliza la práctica rejilla que incorporan la mayoría de ollas. Pon agua en el fondo de la misma y deja que el vapor haga los alimentos sin cocerlos en exceso, entre 10-15 minutos son suficientes. Si te apetece, apúntate también al wok, esta especial “sartén” capaz de cocinar multitud de alimentos en pocos minutos y con una mínima cantidad de materia grasa.