Capriles pide a vecinos de Nueva Cúa dejar de lado diferencias políticas

Construir una vivienda segura de bloques y cemento. Ese era el sueño de los Ortiz, una familia de la comunidad de San Miguel en el municipio Urdaneta de Miranda, que después de muchos años ahora podrá levantar su casa, al igual que otras 79 familias, luego que el gobernador Henrique Capriles le entregará un Certificado de Materiales de Construcción Sin Deuda, durante un nuevo Gabinete Parroquial que encabezó en Valles del Tuy, acompañado por todo su tren ejecutivo.

Bañada con el sol de Valles del Tuy, la señora Dalia Ortiz contó que su angustia que la desvelaba por las noches cada vez que llueve, tratando de contener el chaparrón que por las paredes y el techo del zinc se les filtraban, quedará atrás. “Estoy muy contenta, me siento muy orgullosa de haber recibido de manos del gobernador Capriles este Certificado que me permitirá comprar materiales de construcción de calidad para levantar mi vivienda”.

Más adelante en una vivienda de tabla, esperaba al gobernador Capriles, la señora Rosa Sánchez, madre de una bebé de mes y medio de nacida. Sus vecinos confesaron al Mandatario Mirandino no tenerle estima por militar en el Psuv, fue entonces cuando Capriles recordó a los presentes que su gobierno atiende a todos los mirandinos sin importar el color de su franela. “Aquí gobernamos para todos por igual. Mi compromiso es ayudarlos a todos y nadie me sacará de ese camino. Ustedes deben unirse y organizarse, solo así se resuelven los problemas. Piensen cómo sería Miranda si todos remáramos hacia el mismo objetivo: tener un mejor país”, recordó al tiempo que pidió que dejen de lado las divisiones partidistas y trabajen todos juntos por el beneficio de la comunidad.

Ante lo sucedido y claramente emocionada, aún si creer que no era necesario firmar una planilla para recibir su ayuda, la señora Sánchez manifestó su felicidad. “Finalmente tendré la posibilidad clara de construir mi casita para mi hija, mi marido y yo. El Gobernador me dijo que me quedara tranquila, que aunque yo piense distinto a él, su presencia en el lugar era para tender puentes y darles respuesta a la gente. Aún estoy muy nerviosa porque sinceramente creí que me  iban a dejar por fuera, pero ahora tengan la seguridad que yo seguiré con él (Capriles) hacia adelante”.

Otro que vio sus sueños hechos realidad fue el señor Víctor Palacios, quien además de ser beneficiario de varios planes sociales adelantados por el Gobierno de Miranda en Valles del Tuy, es líder comunal y fue orador de orden en el Gabinete Parroquial. Aseguró que nunca perdió la fe pese a conocer la situación del recorte presupuestario al que ha sido sometido el estado. “En 2008 cuando usted andaba en campaña por aquí, la gente decía ‘ese muchacho no llegará a ninguna parte’, pero hoy yo les digo a esos ‘vengan pa’ que vean, aquí está el muchacho, caminando por San Miguel, escuchándonos y ayudándonos’. Este hombre con los pocos recursos que recibe ha demostrado que sí sabe trabajar para todos. Ha demostrado que es un buen gerente. Imagínense qué pudiera hacer si tuviera mucho más, porque éste sí que sabe trabajar con poquito”.

Así pues sumergidos en el calor típico de la zona, el Gabinete Parroquial culminó tras casi 5 horas de caminata, en la que más de 80 familias de la comunidad recibieron soluciones en materia habitacional. Mientras otros 30 vecinos de San Miguel en Nueva Cúa, fueron atendidos por los médicos de Salud Miranda para el despistaje de glicemia e hipertensión y otra decena recibió créditos para emprendedores con los que serán inauguradas 4 bodegas, entre otros negocios. Los niños y niñas contaron con actividades deportivas y recreativas, además de pintacaritas y cuentacuentos; al tiempo que sus padres y madres recibieron atención jurídica gratuita y charlas por parte de Mujeres Miranda sobre la violencia de género.

Prensa Miranda / Keissy Bracho