Maduro califica las #ConfesionesdeMarioSilva como una guerra psicológica contra la revolución

Nicolás Maduro describió este martes como “guerra psicológica contra la revolución bolivariana” la difusión de una polémica grabación en la que un conocido presentador chavista habla de una supuesta conspiración del líder del Legislativo, el oficialista Diosado Cabello, contra el presidente venezolano.

 

Afp

“Tenemos que estar claros, tenemos que poner nuestras defensas altas y alertas porque detrás de esta basura llamada Ismael García (diputado opositor) hay una guerra psicológica para tratar de destruir a la revolución bolivariana, de dividirla”, dijo Maduro en un discurso ante trabajadores de la telefónica estatal CANTV.

García, quien en el pasado militó en el chavismo, divulgó el lunes la grabación en la que supuestamente Mario Silva, conocido presentador del canal estatal, explica a Aramis Palacios, señalado como uno de los jefes del servicio de inteligencia cubano (G2), las presuntas divisiones entre Cabello y Maduro.

“¿Qué moral puede tener una persona que su trayectoria ha sido de corrupción y de traición para enarbolar cualquier cosa? Es una basura”, dijo Maduro al referirse a García, su excompañero de partido.

Esta es la primera reacción directa de Maduro a la difusión de este audio, descrito por Mario Silva como obra de un “montaje” realizado a partir de audios tomados de su programa televisivo “La Hojilla”, muy seguido por el fallecido presidente Hugo Chávez y especialmente crítico con la oposición.

La noche del lunes, Silva anunció que su programa se suspendía de manera indefinida debido a que atraviesa problemas de salud, mismos que no especificó.

En el audio, Silva explica a su interlocutor que Cabello, un exteniente que participó junto a Chávez en un fallido golpe de estado de 1992, controla varios cuerpos de seguridad del Estado y que lo que “le interesan son los reales (el dinero) y el poder”.

En la grabación, que según García estaría destinada al presidente cubano Raúl Castro, se evoca incluso un golpe de Estado contra Maduro.

El diputado Cabello aseguró la noche del lunes que en el chavismo hay una “unidad monolítica” y este martes, durante la apertura de la sesión en la Asamblea Nacional, dijo que no respondería al opositor García.

Maduro llegó al poder el pasado 19 de abril tras vencer, por una diferencia de 1,49% de los votos, al opositor Henrique Capriles, que está a la espera el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se pronuncie sobre si acepta o no su recurso de impugnación de las elecciones del pasado 14 de abril.