Atrapan una pitón de 5,68 metros, la mayor jamás capturada en Florida (Fotos)

Un hombre de Miami ha capturado y matado una pitón birmana de 5,68 metros de largo, la más grande jamás atrapada en Florida, un estado de EE.UU. donde esta especie invasora está haciendo estragos en la fauna local.

(foto archivo)

Así lo anunció hoy la Comisión para la Pesca y Fauna Salvaje de Florida (FWC), que detalló que se trata de una hembra que no tenía huevos en su interior cuando fue capturada el pasado 11 de mayo por Jason Leon en una zona rural del sureste del condado de Miami-Dade.

El hombre viajaba por la carretera de noche cuando la vio salir de la maleza. Detuvo su automóvil, agarró la serpiente por detrás de la cabeza y comenzó a arrastrarla fuera de la vegetación.

Cuando la serpiente empezó a enrollarse alrededor de su pierna, pidió la ayuda de sus acompañantes y con un cuchillo la mataron. Según detalló la FWC en un comunicado, Leon ya había tenido una pitón como mascota y tenía experiencia en manejar este reptil no venenoso.

(foto AP)

La pitón birmana, una serpiente constrictora gigante nativa de Asia, es una especie invasora que tiene un impacto negativo en las zonas silvestres del sur de Florida, especialmente en los Everglades, donde se calcula que podría haber más de 150.000 ejemplares.

En Florida está prohibida la posesión y venta de este tipo de reptiles como mascotas y en todo el país tampoco se permite su importación.

Las pitones han hecho que en algunas áreas de los Everglades la población de mamíferos como ratones de campo, comadrejas, mapaches o conejos haya descendido hasta un 99 % y se teme que acabe con buena parte de la fauna salvaje de un ecosistema en el que se invierten millones de dólares para mantenerlo y protegerlo.

Se cree que las pitones birmanas llegaron a los Everglades al ser liberadas a propósito por gente que las tenía como mascotas o involuntariamente tras el paso del huracán “Andrew” en 1992.

El Parque Natural de los Everglades está formado por un amplio espacio pantanoso que prácticamente ocupa todo el sur de Florida y su delicado ecosistema no ofrece rivales a las pitones, salvo los caimanes más grandes. EFE