El accidente en una mina de Indonesia dejó 28 muertos

Veintiocho mineros fallecieron la semana pasada en el accidente de una mina de oro y plata en la provincia indonesia de Papúa, según el balance final publicado este miércoles por Freeport-McMoRan, la empresa estadounidense propietaria de la mina.

(foto archivo)

Siete cadáveres fueron recuperados el miércoles por la mañana de una galería subterránea, donde se produjo el accidente el pasado 14 de mayo.

Sólo 10 de los 38 empleados que se encontraban en el lugar fueron rescatados con vida del túnel, que se hundió por razones todavía desconocidas.

El director general de Freeport-McMoRan, Richard Akerson, viajó hasta Indonesia para visitar a las familias de las víctimas. Varios empleados bloquean desde hace una semana una carretera que lleva a la mina para reclamar nuevas medidas de seguridad.

Por su parte el presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, pidió una investigación para determinar si hubo negligencia en las causas del accidente.

La actividad de la mina de Grasberg, la más importante del mundo en reservas explotables, está suspendida desde hace una semana “por solidaridad” con las víctimas, indicó Freeport.

Esta mina, donde trabajan 24.000 personas, está situada en una zona muy aislada y montañosa de la provincia de Papúa. En 2011 quedó paralizada por una huelga pidiendo aumentos de salario y en varias ocasiones ha sido atacada por grupos independentistas papúes.

AFP