La Nasa demuestra que los móviles sirven como satélites

Gracias a la misión PhoneSat, la Nasa acaba de verificar que es posible utilizar smartphones como minisatélites. La gran ventaja es que abarata la investigación espacial, así lo informó ABC.es.

JOSE MANUEL NIEVES / MADRID

El pasado 21 de abril la Nasa puso en órbita tres nanosatélites dentro la misión PhoneSat, que en realidad eran tres smartphones HTC Nexus One. A bordo del cohete Antares, Alexander, Graham y Bell (así han llamado a estos telefónos inteligentes espaciales) han cumplido su parte del trabajo encaminado a elaborar la imagen de alta resolución de nuestro planeta. El proyecto surgió en verano de 2009 entre el Centro de Investigación Ames de la Nasa en la base californiana de Moffet Field y la Universidad Internacional del Espacio en Estrasburgo (Francia). Han contado además con la ayuda de la comunidad de radioaficionados de todo el mundo.

Uno de los objetivos era determinar si es posible utilizar dispositivos inteligentes cotidianos de manera parecida a los instrumentos que se usan en un satélite. Los smartphones aplicaron sus cámaras integradas para capturar imágenes parciales de la Tierra a cientos de kilómetros.

La misión terminó el 27 de abril y demostró que la exploración espacial puede ser más barata pues construir estos “satélites” cuesta menos de 10.000 dólares. Pero los smartphones no regresaron a “casa”. Tal y como era previsible, se desintegraron cuando entraron en contacto con la atmósfera. “Durante el poco tiempo que la nave estaba en órbita, hemos sido capaces de demostrar la capacidad de los teléfonos inteligentes para actuar como satélites en el entorno espacial”, explicó Bruce Yost, director del programa de tecnología de satélites pequeños de la Nasa.

Lea la nota completa en ABC.es