Trasplante de rostro para salvar una vida

Foto Archivo

Lo médicos del centro médico de Gliwice, en el sur de Polonia, anunciaron el miércoles que realizaron el primer trasplante de rostro en el mundo, el que fue hecho de urgencia para salvar la vida del paciente.

“Es el primer trasplante de rostro en Polonia y también el primero en el mundo realizado con urgencia para salvar la vida del paciente”, dijo a la AFP la portavoz del Centro de Cáncer de Gliwice, Anna Uryga.

El pasado 23 de abril, el paciente, un hombre de 33 años, perdió gran parte de la cara, que le fue arrancada accidentalmente por una máquina de tallar piedras.

Un intento de reimplantar toda la parte arrancada del rostro no resultó, aunque permitió en un primer momento salvar la visión del paciente y la parte inferior de su cara.

No obstante, “la vida del paciente estaba en peligro”, debido a la amplitud y profundidad de las lesiones, dijo la portavoz.

Frente a esto, en una operación que duró 27 horas, realizada el 15 de mayo, un grupo de médicos dirigido por Adam Maciejewski, realizó un trasplante de rostro con el pleno consentimiento del paciente.

“Él y su familia aprobaron el plan de acción y los riesgos que implicaba. Él estaba incluso entusiasta”, dijo a la prensa, en Gliwice, el doctor Maciejewski.

Siete días más tarde, el estado del paciente “sigue siendo grave debido a que la intervención fue muy pesada”, dijo el médico, pero “respira en forma autónoma. Sin hablar, se comunica con movimientos de la cabeza y las manos”.

Según Maciejewski, “el paciente podrá comer, respirar y ver. De aquí a ocho meses debe haber recuperado la plena motricidad de su rostro”.

La operación de Gliwice se produce siete años y medio después del primer trasplante de rostro del mundo, realizado el 27 de noviembre de 2005 en el Hospital Universitario de Amiens, en Francia.

AFP