Películas de EEUU, Francia y China favoritas en Cannes

Foto: Archivo

El Festival de cine de Cannes, que el domingo anuncia sus premios, entra en la recta final con el filme “Inside Llewyn Davis”, de los hermanos Coen, como favorito de los críticos para la Palma de Oro, mientras que los premios de interpretación podrían ser atribuidos a actores y actrices que encarnan a homosexuales, entre ellos Michael Douglas y Matt Damon, AFP.

Los corredores del Palacio de Festival son escenario de apuestas y discusiones, pero hay consenso entre muchos críticos que, a tres días de los premios, la cinta llena de humor y melancolía de los Coen, sobre la escena musical en Nueva York en los años 60, y “A Touch of Sin” (Una pizca de pecado), un corrosivo fresco sobre la China contemporánea del realizador Jia Zhangke, figuran entre las mejores.

El Jurado, presidido por Steven Spielberg, y en el que figura la actriz Nicole Kidman y grandes directores como Christian Mungiu y Ang Lee, habrá visto, entre el 16 de mayo y el sábado, 20 largometrajes que aspiran a la Palma de Oro, entre ellos “Heli”, del mexicano Amat Escalante, que ha dividido a la crítica de Cannes, pero que algunos vaticinan podría conquistar el premio del Jurado.

Tras nueve días de proyecciones, el Festival fue tomado por sorpresa este jueves por la excelente “La vida de Adèle”, del franco-tunecino Abdellatif Kechiche, que narra el despertar sexual de una adolescente de 15 años y su enamoramiento por una joven pintora de cabellos azules, que podría conquistar más de un premio, según los críticos.

Esa película, que está en liza por la Palma de Oro, podría valerle el premio de interpretación a la joven Adèle Exarchopoulos, excepcional en su papel de una estudiante de 15 años, que descubre la pasión y el deseo cuando conoce a Emma, encarnada por la actriz Léa Seydoux.

Adaptada libremente del comic “El azul es un color cálido”, de Julie Maroh, la película contiene las escenas sexuales más gráficas entre dos mujeres vistas hasta hoy en las pantallas de Cannes. Pero es la historia intensa entre las dos mujeres, y sobre todo el magnífico retrato de Adèle, que ha puesto esta cinta entre las favoritas para los Palmarès.

Los candidatos más fuertes a los premios de interpretación serían Michael Douglas, que resucita al extravagante pianista estadounidense Liberace, con sus pelucas, trajes de lamé, candelabros dorados sobre el piano, maquillaje y pieles.

En “Mi vida con Liberace”, del premiado realizador Steven Soderbergh – que se despidió del cine con este filme, “al menos por un tiempo indefinido” – Matt Damon encarna al joven amante del pianista, Scott Thorson.

En todas las veladas de premiación de Cannes siempre hay sorpresas. Pero sería doblemente interesante que los intérpretes del filme de Soderbergh – que fue considerada “demasiado gay” por Hollywood, por lo que fue producida por el canal privado estadounidense HBO – sean recompensados en Cannes, al mismo tiempo que actrices que encarnan a lesbianas, justamente varios días después que el matrimonio gay fuera legalizado en Francia.

Otro nombre que suena fuerte para premio de interpretación es el del actor y cantante guatemalteco Oscar Isaac, que encarna al protagonista del filme de los Coen.

Nacido en Guatemala hace 33 años, de madre guatemalteca y padre cubano, Isaac, que se crió desde pequeño en Miami- da vida a Llewyn, un músico que busca triunfar en la escena musical de esos años, pero sólo conoce la derrota.

Entre los fuertes postulantes a la Palma de Oro figura también “El Pasado”, un drama íntimo del iraní Asghar Farhadi, con la francoargentina Berenice Bejo, que podría valerle al autor de “La Separación”, ganadora de un Oscar en 2002, el premio a mejor realizador.

También la sobria “Like Father like son”, del japonés Hirokazu Kore-eda, figura en el Palmarès personal de algunos críticos de Cannes.

La mayor fiesta de cine del mundo tiene aún en su agenda “Nebraska”, de Alexandrer Payne, una película en blanco y negro, de corte clásico pero llena de emoción, sobre el viaje de un padre alcohólico y su hijo a recoger un supuesto premio de lotería, que se estrena el jueves de noche, y “The Immigrant”, de James Gray, con los grandes Marion Cotillardy Joachim Phoenix.

Falta también “La Venus de la piel”, de Roman Polanski, quien ha presentado ocho filmes en Cannes, y “Michael Kohlhass”, una epopeya histórica del francés Arnaud des Pallières, con el actor danés Mads Mikkelsen, que obtuvo el año pasado el premio de interpretación de Cannes por “La Caza”.