Indepabis pide a buhoneros no hacer de los alimentos de la cesta básica una mercancía

(Notitarde / Jacinto Oliveros/Notitarde)

Los productos con precios regulados por el Ejecutivo Nacional que sean hallados en manos de comerciantes informales serán sometidos a venta supervisada para el pueblo, a los montos fijados por el Estado, precisó este jueves la presidenta del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), Consuelo Cerrada, informa AVN.

Esta es la orden que aplicarán los equipos que en todo el país llevan adelante el Plan Nacional de Inspección y Fiscalización Conjunto, destinado a verificar el cumplimiento en los comercios de los precios regulados y la distribución efectiva de los productos.

Cerrada hizo un llamado a los comerciantes informales a través de Venezolana de Televisión (VTV) a “no hacer de los alimentos de la cesta básica, y menos los regulados, una mercancía”.

Denunció que algunos distribuidores formales optan por suministrar los productos a los comerciantes informales como una vía para evadir la regulación de precios.

“No podemos seguir tolerando que algunos comerciantes formales, de manera inescrupulosa, saquen los productos de los anaqueles para venderlos 100%, 200% por arriba. Estaremos vigilantes“, advirtió.

“Estamos haciendo seguimiento no solo al ciudadano de la economía informal, sino al que le está colocando el producto, porque sabemos que muchas veces vienen de distribuidores mayoristas o incluso de comercios formales” que pretenden evadir la regulación, expresó.

“Producto de la cesta básica regulado, en manos de la economía informal, será sometido a venta supervisada”, recalcó.

Agregó que los artículos cuyos precios son fijados por el Estado mediante Gaceta Oficial son considerados de primera necesidad y de uso permanente en la mesa del venezolano, por lo que “el Gobierno está obligado a verificar y velar porque lleguen en las condiciones establecidas a los hogares”.

El Indepabis desarrolla, junto con otros siete organismos del Estado, el Plan Nacional de Inspección y Fiscalización Conjunto, que el pasado 15 de mayo fue reimpulsado en todo el país.

Participan en él la Guardia del Pueblo, la Policía Militar, Contraloría Sanitaria, la Fundación Programa de Alimentos Estratégicos (Fundaproal); la Superintendencia Nacional de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas (Sada); el Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (Insai) y el Servicio Autónomo Nacional de Normalización, Calidad, Metrología y Reglamentos Técnicos (Sencamer).