Correa: Ecuador mantendrá relación con Irán sin importar sanciones

Ecuador mantendrá su relación con Irán sin importar las sanciones que debido a ello le impongan “burocracias internacionales” como el Grupo de Acción Financiera (GAFI), dijo el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, al asumir este viernes para un segundo mandato de cuatro años.

Correa denunció que su país enfrenta en este momento una amenaza del GAFI “para ponerlo en la lista negra de los financiadores del terrorismo”, a raíz de sus vínculos con Teherán, al que Estados Unidos acusa de querer dotarse de armas nucleares y de apoyar a terroristas.

“Nuestra amistad con el gobierno de Irán está pasando factura, pero la ratificaremos una y mil veces por el cariño al noble pueblo persa. No le pediremos permiso a nadie para definir nuestras relaciones” diplomáticas, señaló.

El mandatario izquierdista tildó de “burocracia internacional” al GAFI, un organismo conformado por 33 países, entre ellos los del G7, que reúne a las economías más poderosas del planeta.

Esa organización fue creada en 1989 para combatir el lavado de activos y la financiación del terrorismo, y en 2009 incluyó a Ecuador en su lista de países con deficiencias para perseguir esos delitos. Un año después lo retiró.

Entonces, Correa atribuyó la medida a una represalia por sus nexos con Teherán.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, tenía previsto asistir a la investidura de su homólogo ecuatoriano, pero canceló la visita a última hora.

Ahmadinejad realizó una visita oficial a Ecuador en enero de 2012, en el marco de una gira en que obtuvo el respaldo de este país, Cuba, Venezuela y Nicaragua a su derecho a desarrollar la energía nuclear con fines pacíficos.

Quito y Teherán han firmado varios acuerdos, entre ellos un protocolo de cooperación entre el Banco Central (BCE) y el Banco de Desarrollo de Exportaciones de Irán. Este convenio busca financiar proyectos por 120 millones de dólares en sectores como hidrocarburos, petroquímica y agricultura, y transferencia de tecnología.

A mediados de 2011, Washington impuso sanciones contra siete entidades extranjeras, incluyendo a la petrolera estatal venezolana PDVSA, bajo la ley de sanciones a Irán de 1996.

AFP