Gobierno de calle es un parapeto televisivo

El dirigente de la Unidad Democrática en el municipio Sucre del estado Bolívar, José Márquez, desestimó el “gobierno de calle” realizado en esta región por el vicepresidente de la República Jorge Arreaza junto con el gobernador Francisco Rangel Gómez.

Explicó Márquez que un verdadero gobierno de calle es el que va a las comunidades a resolver los problemas de agua, luz, seguridad y demás servicios y no uno que “se encierra en cuatro paredes para transmitir mentiras por televisión”.

“El gobierno de calle no es más que un parapeto televisivo, eso fue lo que vimos en el estado Bolívar con el vicepresidente Arreaza, porque Maduro al parecer no quiso venir porque sabe del repudio que tiene acá, sobre todo por los trabajadores que le van a exigir respuestas ante todas las promesas incumplidas de este gobierno”, expuso.

El vocero rechazó que temas como la discusión de los contratos colectivos vencidos en las empresas básicas, pago a los accionistas clase B de Sidor expropiados, y la ejecución de una serie de obras prometidas para Guayana desde hace años y que no terminan de concretarse, al parecer no están en la agenda del Ejecutivo Nacional.

“Ya tenemos años escuchando el cuento ese del reimpulso, revisión y arranque, las famosas tres R y nunca pasa nada, todo sigue empeorando”, acotó.

Acto secuestrado

José Márquez denunció que los propios simpatizantes del oficialismo se quejaron porque el gobernador Francisco Rangel Gómez habría secuestrado para él solo la actividad del “gobierno de calle”, dejando por fuera al pueblo que quería participar.

“El pueblo de Guayana se siente engañado y burlado por lo que hizo el gobernador Francisco Rangel Gómez, quien además presentó una fábrica de bloques rojos como si fuera la gran maravilla, cuando resulta que esos bloques no le llegan al pueblo que los necesita”, aseveró.

Márquez, quien también es militante de La Causa R, recordó que los habitantes del estado Bolívar pasan penurias para conseguir materiales de construcción, y cuando los hallan es con elevados sobre precios.

“Hay que recordar que esos bloques no se consiguen en el mercado, porque los maneja una cúpula cercana a gobernador, los bloques no le llegan al pueblo de manera socialista, sino a un costo de 10 bolívares cada uno cuando deberían costar no más de 3 bolívares”.

“Ese bloque debería llegarle a los guayaneses, pero si lo vemos en la calle es a un precio abultado, igual que el cemento que está como a 120 bolívares el saco cuando se encuentra o las cabillas que tampoco conseguimos”, precisó.

Por ello el declarante se preguntó ¿Ese es el socialismo del que habla el general Rangel Gómez? Él dice que está construyendo, lo que no sabemos es para quién construye el señor gobernador.

Desabastecimiento

Márquez instó al gobierno a atender de inmediato la grave situación de desabastecimiento que sufre el estado Bolívar, porque ya es desesperante y se evidencia en las largas colas que debe realizar la población para comprar algunos productos “cuando hay”.

“Señores del gobierno, tienen que garantizarle la comida a los venezolanos y a los guayaneses, porque nos falta la papa diaria. Vemos al gobernador diciéndole a la gente que tenemos patria, pero resulta que no tenemos agua, luz, harina, leche, aceite, medicinas, ni siquiera papel higiénico”, finalizó.