Invasores y gatillos alegres atemorizan al norte de Caracas

Foto Frente en Defensa del Norte de Caracas

La inseguridad se ha convertido en un problema muy grave para los habitantes de parroquias como San Bernardino, Altagracia, Candelaria, El Recreo y San José que ven en una toma ilegal un sinónimo de violencia y caos. Denuncian que esta semana un grupo de invasores amenazó con un arma de fuego a propietarios y comerciantes del Hotel Nobletón, coaccionándolos a que en los próximos días podrían regresar e intentar entrar a sus locales por la fuerza.

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, explicó que las invasiones se han convertido en los mayores focos de violencia y anarquía ocasionando temor y peligro en la ciudadanía que puede perder no solo la propiedad sino su derecho a la vida. “Las tomas ilegales están asociadas a delitos como el robo, atraco, trafico de drogas y hasta secuestros, chantajeando a los propietarios como ocurrió el pasado miércoles donde 8 motorizados armados amedrentaron a vecinos y comerciantes de la esquina de Puente Yánez de Candelaria, allí está ubicado el Hotel Nobletón que se encuentra parcialmente invadido”, dijo.

Rojas señaló que dentro de estas edificaciones se vive en un mundo parecido al de una cárcel, siendo la ley del más fuerte la que se impone y colocando a las personas que residen en la invasiones en condiciones de vida inhumanas, asimismo en las disputas internas se puede llegar incluso al homicidio. “Hace 20 días en la entrada de una invasión cerca de la esquina de la Marrón fue asesinado un hombre de dos tiros en la cabeza, esta se suma al homicidio de una mujer que recibió 20 puñaladas dentro de su habitación en otra toma en los Caobos”.

Informó que actualmente se encuentran invadidos 74 edificaciones en todo el norte de la capital, estas son utilizadas como guaridas de maleantes que cuando cometen sus delitos se refugian en estos inmuebles. “Exigimos al ministro de Interior, Justicia y Paz Miguel Rodríguez Torres que despliegue la Policía Nacional Bolivariana en estas zona, ya que consideramos que los militares como puntal del Plan Patria Segura no están preparados para combatir la delincuencia. Estamos sitiados por este problema. Son 37 tomas en El Recreo, 27 en Candelaria y 10 En San Bernardino”, afirmó.

“Balas perdidas tienen angustiada a la ciudadanía”

El luchador social reveló que en las últimas semanas la presencia de personas haciendo disparos al aire de forma indiscriminada e impactos de balas perdidas contra viviendas ha aumentado gravemente, muchos de estos usos ilegales de armas se dan en las invasiones donde actúan con total impunidad. “Todavía estamos esperando que sea promulgada la Ley Desarme, que no quede solo en el papel y sea aplicada para sacar de las calle estos objetos que cada día enlutan a miles de familias venezolanas”.

En relación con esto Bárbara Salas, vecina de Candelaria, relató como a comienzos este martes al llegar a su vivienda ubicada en la esquina de Peligro encontró a su poodle con un impacto de bala cuando esta se asomaba al balcón del apartamento. “Eso puedo haberle ocurrido a un ser humano, pero no por ser un perro carece de importancia, la violencia ya no respeta el interior de la viviendas mi mascota se encuentra muy grave y este es solo un ejemplo de lo que puede producir un arma utilizada de forma indebida”, acentuó.

“La presión popular es nuestra defensa contra este caos”

Carlos Rojas reveló que luego de constantes denuncias y protestas lograron hace pocos días el desalojo de una peluquería en la esquina de Venus, que estaba invadida desde hace más de año. “Gracias a las presión comunitaria conseguimos que los cuerpos de seguridad del estado actuarán para restablecer el orden y devolverle la propiedad a su legitima dueña. Esto es un triunfo del verdadero poder popular”.

Prensa Frente en Defensa del Norte de Caracas