Orlando Bloom busca nuevos retos con “Zulu”

Foto: Archivo

El actor británico Orlando Bloom intenta dar un giro a su carrera con papeles como el que le trajo hasta el Festival de Cannes en “Zulu”, la película que se encargará de clausurar el certamen francés.

Bloom y su colega estadounidense Forrest Whitaker se meten en la piel de dos detectives sudafricanos en el thriller que firma el director francés Jérôme Salle, que adapta la novela homónima de Cary Férey.

Yo “no era la opción obvia” para interpretar al personaje, dijo Bloom en rueda de prensa, que encarna a un detective con una desastrosa vida personal, divorciado y con un hijo al que apenas ve, aparte de tener demasiado apego a sustancias tóxicas varias.

Ha sido una “gran oportunidad”, dijo el actor de 36 años, que con este tipo de proyectos intenta desprenderse de la etiqueta de chico guapo y bueno de Hollywood para meterse en personajes de más entidad, más adultos. En Sudáfrica, explicó, los hombres son únicos, son más masculinos y le gustó meterse en su piel a pesar de que el personaje es un drogadicto y un alcohólico “y yo no tengo nada de eso por ahora”.

Bloom contó que desde hace unos años está trabajando en abrir nuevos horizontes interpretativos. Cuando era joven me ofrecieron grandes oportunidades en Hollywood (“Piratas del Caribe” o “El señor de los anillos”) y eso es “lo que me permite estar hoy aquí”, pero ahora “ya no siento esa presión. Estoy deseando tener nuevos desafíos y cuánto más grande, más emocionante, más me apetece”, explicó.

En una Sudáfrica contemporánea, donde todavía son palpables las huellas del apartheid, Bloom y Whitaker encarnan a dos detectives que buscan al asesino de una muchacha, en una investigación que cambiará sus vidas, pues se enfrentarán al dilema de la venganza o la justicia.

“Todas las películas contienen un mensaje, lo que te da mucha responsabilidad”, explicó Salle, quien destacó de la novela que trata de forma diferente el tema de la venganza. “Se necesita perdonar para vivir y eso es un tema universal”, dijo.

El actor se fue varias semanas a Sudáfrica para empaparse del acento y conocer a fondo la cultura del país, como también hizo Whitaker, quien aprendió algo de zulú y afrikaans para hacer más veraz su personaje, se trasladó a los barrios humildes de Capetown y estuvo con varias comunidades locales para comprender mejor el país.

“Zulu” se proyectará en la gala de clausura del 66 Festival de Cannes tras conocerse el palmarés.

Con información de meridiano.com.ve