Pacientes de alto riesgo han sido vacunados contra AH1N1 en el país

(Foto archivo EFE)

La mayoría de los pacientes de alto riesgo han sido vacunados contra la influenza AH1N1, informó este domingo la ministra de Salud, Isabel Iturria.

AVN

“Casi todos los diabéticos, pacientes de cáncer, VIH, inmuno supresión y enfermedades broncopulmonares crónicas, que son los grupos de riesgo , ya se encuentra vacunados”, indicó en entrevista realizada en el espacio Como ustedes pueden ver, transmitido por Venezolana de Televisión (VTV).

Iturria explicó que la vacuna contra la gripe H1N1 forma parte del esquema de inmunizaciones que se ha establecido “para venezolanos mayores de 65 años, para niños entre 6 y 11 meses de edad, para embarazadas en el segundo y tercer trimestre y para trabajadores del área de la salud que tienen contacto con pacientes”.

El Ministerio de Salud ha aplicado este año alrededor de 3 millones de vacunas contra la influenza AH1N1 entre los grupos de riesgo.

Anunció que la nueva cepa de la vacuna llegará al país durante el último trimestre del 2013, “con los nuevos virus que cada año van cambiando y los que corresponden a la estación de influenza, y que están contenidos en la vacuna que se hace cada temporada”.

La ministra recordó que la gripe AH1N1 es un subtipo de influenza que afecta a los humanos, y se transmite de persona a persona de forma muy similar al proceso de contagio de la gripe estacional, es decir, a través de la tos y los estornudos, o llevando las manos a la boca y la nariz después de tocar algo infectado con el virus.

Al respecto recomendó el lavado frecuente de las manos, el uso del alcohol glicerinado y el aprender a toser (con un pañuelo, preferiblemente desechable), como medidas de precaución.

Exhortó a la población a combatir el malestar con antipiréticos, como el acetaminofén, y desechar la posibilidad de emplear otro tipo de medicamentos como antibióticos.

“Ningún medicamento antiviral ha demostrado utilidad en la influenza H1N1″, afirmó.

Indicó que entre los síntomas más comunes de la influenza se encuentran: dificultad respiratoria, estornudos, malestar general, congestión nasal, tos, naúseas, vómitos, acompañados de fiebre de 39 grados o más.

“Si les cuesta respirar como le pasa a los asmáticos, y la fiebre supera los 39 grados, deben dirigirse al médico”, afirmó.