Profesora de 99 años asegura que aún no quiere ser jubilada

Ha visto pasar 17 presidentes gobernando Estados Unidos, ha vivido dos guerras mundiales y la Gran Depresión de su país en 1929, pero pese a los episodios duros, Agnes Zhelesnik se mantiene a sus 99 años tan saludable, que aún sigue yendo de lunes a viernes a trabajar tiempo completo a una escuela para preescolares de New Jersey. publimetro.cl

(foto publimetro.cl)

La abuelita”, como la conocen en la Sundance School, se ha transformado en la profesora más longeva de su país, luego de que en noviembre del año pasado falleciera Olivia Neubauer, una maestra de Chicago, que enseñó hasta los 100 años.

Es por esto que el 12 de enero pasado, cuando Agnes cumplió sus 99 años, toda su escuela le organizó una enorme celebración en el salón de actos, que incluyó música de época y hasta fotografías de la vida de su querida profesora, que comenzó en 1914.

Entre los hechos que se destacan de su extensa biografía, es el haber tenido que dejar sus estudios en el colegio para comenzar a trabajar como soldadora en la American Can Company, debido a la crisis económica que sufría su país en la década del 30. Sin embargo, la mujer decidió terminar su educación con clases vespertinas.

Se casó con Joe, su marido que la acompañó por 61 años, antes de fallecer en 1999, sumándose a otra dura pérdida, como lo fue la de uno de sus tres hijos en un accidente, cuando éste tenía apenas 12 años.

Se dedicó a ser ama de casa y a cuidar de su familia, hasta que decidió comenzar su carrera de docente, en 1995, a los 81 años, en la Sundance School, donde su hija de 61 años –que también se llama Agnes- hace igualmente clases.

Allí comenzó a ir por medio día, hasta que se dedicó la jornada completa a enseñar a cocinar, a coser y a hacerse disfraces a los niños. “(Ellos) me encantan. Son mis mejores asistentes. Ésa es la única razón por la que vengo aquí, son los niños”, comentó en el día de su cumpleaños la anciana mujer, según informó el The Huffington Post, y tras haber soplado una torta con 99 velitas.

Para ese día, pidió que no le dieran regalos y que en cambio, los padres, niños y personal de la escuela que asistieron a la celebración, juntaran dinero para donarlo a un hospital de niños. Pero como sorpresa, igualmente le tenían preparado un obsequio, que consistió en una colcha, con cada cuadrado hecho por distintos cursos de la Sundance School.

Sin bastón y sin quejas de por medio, Agnes trabaja solo ayudada de un audífono para mejorar su audición. “No ha habido día en que la ‘Abuelita’ se queje por algo”, comentaba ya en 2011 Ginny Tobey, una de las dueñas de la escuela, cuando la profesora ya había llamado la atención de la prensa local, por mantenerse tan activa pese a su edad.

Tal como informó The Star Ledger, Agnes no toma medicamentos y jamás ha estado hospitalizada, salvo cuando tuvo a sus hijos. No solo eso. La última vez que recordaba haber estado enferma, había sido en 1920.

Como datos, se informó que la “abuelita” nunca había fumado porque su mamá se lo prohibió, y jamás había bebido alcohol, porque el que se enojaba entonces, era su padre. Con todo, admitió tomar de vez en cuando una copa de vino, y preferir la mantequilla antes que la margarina, y la leche entera por sobre la descremada,  porque “el cerebro necesita grasa”. La alimentación saludable es uno de los temas que más intenta traspasar a sus alumnos.

Ya hace dos años, un experto en medicina geriátrica, Thomas Perls, aseguró que Agnes tenía grandes posibilidades de vivir hasta los 105 o 110 años. Y entre los motivos pesa en ella mucho la genética, pero otros factores que, según Perls, se repiten en personas que viven mucho tiempo, como una personalidad extrovertida, relajadas y que no se hacen problema por los detalles. “Ellos sueltan el estrés y tienen una razón por la que levantarse cada mañana”, dijo el hombre a la prensa de New Jersey.

Por su parte, Agnes aseguró hace unos meses que no tiene intención de jubilar aún, ya que los niños le piden que siga yendo. Y que considerará la opción de un retiro cuando cumpla los 100.

Hace apenas una semana, la escuela subió con orgullo una foto de su “abuelita” siendo entrevistada para la televisión local.