Roger Federer estuvo inmenso en su debut en Roland Garros

El suizo Roger Federer, segundo favorito, liquidó al español Pablo Carreño-Busta, por 6-2, 6-2 y 6-3 para avanzar a la segunda ronda del segundo Grand Slam del año, Roland Garros.

El jugador de Basilea, que compite en su 54 torneo de Grand Slam consecutivo, despachó con contundencia a Carreño, 166 del mundo esta semana, y que aparecía en un torneo del Grand Slam por primera vez en su carrera, y en París, tras salir de la fase previa.

En una circunstancia tan especial como esta, y ante uno de los mejores jugadores de la historia, el español saltó algo nervioso a la pista Philippe Chatrier, donde Federer ganó este torneo en 2009 y donde está más que acostumbrado a disputar sus encuentros.

El discípulo de Javier Duarte necesitó casi 20 minutos para amoldarse a las especiales distancias de esta pista y lograr soltarse, cuando ya Federer dominaba por 5-0. No obstante, Pablo logró romperle el servicio (5-1) y evitar un marcador aún más duro.

Pero el suizo no quería sorpresas, y además estaba fino con sus mejores armas, servicio (10 directos) y derecha al contrapie, (33 golpes ganadores) con las que anulaba los esfuerzos del jugador de Gijón, de 21 años, que acabó perdiendo su saque en siete ocasiones, y el partido en 80 minutos, tras un espectacular revés en paralelo del de Basilea.

En sus 13 intervenciones anteriores, Federer sólo ha caído tres veces en la primera ronda de Roland Garros, en su debut en 1999 contra el australiano Patrick Rafter, en 2002 contra el marroquí Hicham Arazi y al año siguiente contra el peruano Luis Horna.

Semifinalista el pasado año ante el serbio Novak Djokovic, Federer se enfrentará en segunda ronda contra otro jugador de la fase previa, el vencedor del encuentro entre el español Daniel Muñoz de la Nava y el indio Somdev Dewarman.

 

Fuente: Diario Líder.