El CNE evalúa tres fechas para las municipales

FOTO EFE

El Consejo Nacional Electoral tiene tres fechas tentativas para realizar las elecciones de alcaldes y concejos municipales:  17 de noviembre, 24 de noviembre y 1° de diciembre. Sin embargo, la de mayor consenso es 24 de noviembre, informa El Nacional.

Celina Carquez/El Nacional

Una vez que termine la próxima semana la auditoría fase II de 46% de las mesas de votación de las presidenciales del 14-A, el organismo convocará oficialmente las locales.

Tras la muerte del presidente Hugo Chávez, el Poder Electoral desconvocó las elecciones pautadas para el 14 de julio y se dedicó a organizar las elecciones presidenciales para escoger al nuevo mandatario. A pesar de haber celebrado los comicios -que arrojaron resultados muy cuestionados- el CNE no ha oficializado la nueva convocatoria.

Cinco meses. La diferencia entre el 24-N y las otras fechas es una semana antes y una semana después. La elección de la fecha no es caprichosa, explican técnicos del organismo.

El CNE tiene que abrir el registro electoral, que permanece inalterado desde el 15 de abril de 2012. Ese proceso durará32 días, si se toma como referencia el cronograma del 14 de julio. Luego se publica el RE preliminar y viene el proceso de impugnaciones del RE, su auditoría, su cierre definitivo, para la elaboración de la asignación de los electores en las mesas de votación (tabla-mesa).

No está definido si se prorrogará el servicio de los miembros de mesa que trabajaron en las elecciones de 2012 y las del 14-A. En lo único que se adelantó para estos comicios fue en la formación de las circunscripciones electorales. Las circunscripciones estuvieron listas en febrero.

El período de postulaciones se realizaría, tentativamente, entre julio y agosto. De acuerdo con el artículo 60 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales, esta etapa toma 22 días. En promedio, el organismo recibe cerca de 60.000 postulaciones. El ente comicial debe evaluar cuáles admite, cuántas deben completar recaudos y cuántas rechaza.

Las elecciones locales son los comicios más complejos de realizar, pues se trata de más de 1.000 circunscripciones para todo el país, y por eso deben elaborarse 1.000 boletas electrónicas diferentes, adecuadas a cada localidad.

En esta contienda se elegirán 335 alcaldes, 2.435 concejales, 69 representantes indígenas municipales, dos alcaldes metropolitanos y 20 concejales a cabildos distritales. La cantidad de aspirantes a estos cargos requerirá que en algunos centros de votación se empleen hasta cuatro boletas electrónicas distintas.

Una historia diferida.  El 29 de marzo de 2012 la presidente del CNE, Tibisay Lucena, convocó la elección presidencial para el domingo 7 de octubre y las elecciones regionales para el 16 de diciembre. Lucena afirmó en ese entonces que las elecciones locales podrían realizarse el 14 de abril de 2013.

Al entrar en 2013, los técnicos del organismo elaboraron un cronograma con fechas tentativas al 14 de abril:, posponerlas hasta el 26 de mayo o realizarlas el 14 de julio. Finalmente, el 29 de enero de 2013 la presidente del organismo fijó las elecciones para el 14 de julio, pero debieron desconvocarlas por la muerte de Chávez.

La traba: las primarias del PSUV. El PSUV pidió al Consejo Nacional Electoral que lo apoyara en las primarias para elegir a sus candidatos para las alcaldías y consejos legislativos. La justa se celebraría el 7 de abril, pero formalmente el partido no ha retirado su solicitud para que el CNE le brinde apoyo logístico en sus elecciones internas.

Fuentes del organismo aseguran que la postergación del anuncio se debe a que el oficialismo no tiene claro el método de selección, y tampoco tiene la certeza de si necesitarán la ayuda del ente comicial.

El presidente Nicolás Maduro, en reunión con partidos del Polo Patriótico, dejó entrever que las primarias no procederían y que se buscaría una otra modalidad que evite que se desaten las pugnas entre dirigentes municipales del PSUV. En Miraflores Maduro habló de “consenso” y “busca de unidad”, pues teme que las diferencias socaven la estabilidad.

En el PSUV hay una guerra entre factores; por ejemplo, Eduardo Samán quiere disputarle la postulación a la Alcaldía Metropolitana de Caracas a Jacqueline Faría, quien alega que Chávez le dio el visto bueno. Igual argumento esgrime Jorge Rodríguez, quien tiene como rivales a Freddy Bernal y a Nicmer Evans en el municipio Libertador. En otras palabras, las primarias desatarían los demonios, alertaron fuentes del Polo Patriótico.

El lunes 20 de mayo los partidos acordaron mantenerse cohesionados por razones estratégicas: “Divididos somos vulnerables”, admitió el PCV en un comunicado.

Los secretarios generales del Movimiento Revolucionario Tupamaros y PPT, José Pinto e Ilenia Medina, respectivamente, confirmaron que hubo una especie de pacto de caballeros. “Cada partido escogerá según sus estatutos y luego someterán los nombres a consideración del Polo”, precisó Pinto.

Medina reveló que trabajarán en fortalecer la sinergia interna y en evaluar los candidatos que reúnan los requisitos de revolucionarios: “Se hizo hincapié en Miraflores en la necesidad de contar, más que con un número de personas, con un buen perfil de los candidatos, que tienen que ver con la calidad, eficacia y transparencia revolucionaria. Maduro pidió definir los criterios de selección que ayuden a la unidad”.

El consejo de partidos del Polo Patriótico acordó reunirse cada dos meses con el Presidente, pero todos los martes se encontrarán los secretarios generales para analizar cómo avanzan las regiones.

 Una fecha salomónica. Si las elecciones de alcaldes y concejos municipales se realizan, como todo parece apuntar, el 24 de noviembre, tanto el Gobierno como la oposición se verán beneficiados porque tendrán margen de maniobra para resolver los conflictos internos que se vayan presentando, aseguró el politólogo Edgar Gutiérrez.

Explicó que el Gobierno anunció que el 7-A realizaría las primarias del oficialismo para escoger los candidatos que participarían en la contienda. Ante el hecho sobrevenido de la muerte del presidente Hugo Chávez, las primarias quedaron en suspenso.

“Si no hay primarias, habrá un malestar notorio entre las bases del PSUV y, especialmente, entre los partidos aliados. Sin Chávez y sin un factor hegemónico que los cohesione, puede pasar cualquier cosa. Quizá en unas primarias el balance de poder sea adverso al presidente de la República, Nicolás Maduro. Pero con otro método de selección también habrá problemas”, argumentó.

La oposición tampoco las tiene todas consigo, pues el gobernador de Miranda y ex candidato presidencial desconoció los resultados y aseguró que le habían robado las elecciones.

“Se habló de fraude, mucha gente se preguntará qué sentido tiene participar en unos comicios sin garantías. Capriles y la Mesa de la Unidad Democrática tendrán que convencer a sus adeptos de que la única salida es participar. El líder de la oposición tendrá que mantener o superar su piso político para demostrar que son mayoría”, arguyó.

Los liderazgos opositores también darán noticia. Citó el caso de Richard Mardo, quien ganó la postulación para la Gobernación de Aragua, pero es quien tiene más chance de ganar la Alcaldía de Maracay, pese a que Tonny Real resultó el abanderado para esa la alcaldía. También está el municipio Baruta: aunque David Velásquez ganó, está inhabilitado. En Chacao Ramón Muchacho resultó victorioso en las primarias, pero el actual alcalde, Emilio Graterón, podría romper la unidad.

“Todos estos conflictos en la oposición y el Gobierno irán aflorando con el correr de los meses. La fecha le conviene a ambos sectores, porque les da tiempo para maniobrar”, dijo.