Damián Prat C.: El terrible desequilibrio informativo en Venezuela

Publicado en: Opinión

y… ¡quieren más!

Señala un estudio hecho por el experto investigador comunicacional y profesor universitario Marcelino Bisbal, -verdadera autoridad en la materia- citado ayer por Kiko Bautista en NTN 24, que el 72% de los medios radioeléctricos en Venezuela los controla el Estado (y por tanto añadimos nosotros: son del gobierno y del PSUV porque ellos han privatizado el estado para su uso particular). Es impresionante. ¡72%! Eso es un gigantesco latifundio mediático. Un poder avasallante sobre la sociedad y contra el pueblo. Un solo grupo controla en forma hegemónica tres de cada cuatro medios, con una “línea editorial” de convertir todo en propaganda partidista, de azotar al resto con campañas sucias y de censurar férreamente no solo a los disidentes y a la oposición, sino al pueblo cuando éste reclama, denuncia, lucha y protesta. Censura total.

El panorama en la TV es brutal. Siete canales del estado, todos privatizados por el estado-gobierno-PSUV y dedicados a la propaganda pura y directa. Dos muy amenazados y sometidos a brutales presiones para que se autocensuren. Y uno solito, quedaba para “equilibrar” aunque sometidos a amenazas, multas, sanciones, persecución, hostigamiento, violenta difamación… hasta lograr por el ahogo, que sus propietarios -dos de ellos perseguidos hasta el exilio- lo vendieran.

Ese descomunal desequilibrio lo complementan las abusivas “cadenas”. ¡Abajo cadenas!, reza nuestro hermoso himno nacional. Cadenas que implican un “black out” informativo por horas y horas. Imponerse por la fuerza ante la baja sintonía de sus canales. Nunca les bastó con el enorme desequilibrio. Quieren alcanzar -como en Cuba- la “hegemonía comunicacional” que proclama aquel ministro de la risa. Es decir, control absoluto de la información. Silenciar todo lo que no sea la versión de ellos, incluyendo, insisto, al pueblo que reclama y lucha. Es tan brutal el empeño de copar todo, que amenazan a Televen y Venevisión abiertamente como lo ha hecho Maduro, sin cuidar ni las formas.

Y amenaza también a CNN para tratar de que ese canal internacional censure a Capriles y a la oposición venezolana. No le importa cuán ridículo es el cuento de “que quieren provocar una intervención del imperio contra Venezuela”, el mismo día que firman con Chevron un préstamo de 2 mil millones de dólares para poner a flote a Pdvsa. O cuando nos han convertido en dependientes de las refinerías de EE UU para poder tener gasolina. O cuando importan bauxita de una subsidiaria de la estadounidense Alcoa a la que también le compran decenas de miles de toneladas de aluminio.

Detalle importante: A pesar de todo ese abuso apabullante, Capriles y la MUD coronaron una nueva mayoría nacional el 14-A. Una carrera de crecimiento iniciada en 2006 con triunfos parciales en el referéndum de 2007 y en las parlamentarias de 2010. El desafío hoy es usar al máximo las ventanas aún abiertas en los medios no totalmente censurados. Luchar desde adentro con dignidad. Y abrir nuevas ventanas creativas, especialmente con canales en Internet, con las redes sociales bien utilizadas, con los viejos medios tipo “volantes y periodiquitos” en las comunidades. Una red de “comandos de campaña familiares Simón Bolívar” o con el nombre que se decida, conectados mediante medios alternativos para resistir los atropellos del gobierno, construir organización, acompañar la lucha social de los trabajadores y el pueblo, hacer triunfar a la verdad del 14-A y lograr nuevos triunfos en eventos electorales como el de las municipales.

TIP 1: Cabello confiesa que no es “montaje”. Ayer, en la rueda de prensa del PSUV, un desafiante Diosdado Cabello al referirse al audio del ex conductor de La Hojilla, dijo (textual): “el compañero Mario Silva expresó su opinión y eso no nos quita el sueño para nada”. Claro que fue mucho más grave que “una opinión”. Era el informe de Silva, como agente del gobierno de Cuba ante uno de sus jefes, cosa muy grave, pero Cabello admite, entonces, que no hay tal “montaje”, que el audio refleja la verdad de las “opiniones” del ex vocero estrella del oficialismo.

TIP 2: No pidieron perdón. Los “enchufados” mayores del gobierno (sin Maduro que de nuevo faltó a la cita) pasaron por aquí, justificando, anunciando, conjugando los verbos “en futuro”. El ministro Menéndez habló de “irregularidades detectadas en las briqueteras”. Veremos si sucede igual que con la “mafia de las cabillas”. Pero luego volvió a disfrazar el daño causado por el gobierno en la cadena ferrosiderúrgica. Además mintió. Espero confrontarlo mañana con la verdad. Hoy ya no queda espacio.

TIP 3: Hoy en “Grado 33” por Globovisión, se presentará el programa grabado con varios dirigentes sindicales de Guayana con los casos de Venalum, Ferrominera y Carbonorca. Vale la pena.

TIP 4: Público & Confidencial TV. Van seis programas. El N° 7, dedicado a Venalum está pautado para el viernes a las 9:00 am dentro del Radar de los Barrios. Como hay que desarrollar medios alternativos, invito a todos a ver, utilizar y difundir que todos esos programas están dentro de nuestra página web www.publicoyconfidencial.com. Allí está también el enlace para escuchar por Internet nuestro programa radial en radio Fe y Alegría 103.1FM.

[email protected]

@damianprat (en twitter)

www.publicoyconfidencial.com

,

Comments are closed.