Descubre porqué las mujeres perdonan más fácil

Las mujeres muestran más predisposición a perdonar que los hombres, según se desprende de un estudio de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) que ha analizado, por primera vez en España, los cambios emocionales que surgen entre sexos y generaciones a la hora de perdonar.

El análisis, que publica la ‘Revista Latinoamericana de Psicología’ y que recoge Plataforma Sinc, demuestra que los padres perdonan con más facilidad que sus hijos. Sin embargo, las mujeres saben perdonar más que los hombres.

“Este trabajo tiene una gran aplicación para educar en valores porque nos enseña qué razones tenemos para perdonar hombres y mujeres, y cómo se conceptualiza a nivel popular el perdón”, explica la coautora del estudio, Maite Garaigordobil.

Los resultados, que se han medido con la escala de evaluación de la Capacidad de Perdonar (Caper) y la Escala del Perdón y factores facilitadores (Esper), muestran diferencias en función de la edad y del sexo sobre las razones que facilitan el perdón.

“Una variable decisiva en la capacidad de perdonar es la empatía, y las mujeres tienen más capacidad empática que los varones”, señala otra de las coautoras del estudio, Carmen Maganto.

Según refleja el trabajo, los hijos consideran que “las cosas se perdonan con el paso del tiempo”, pero los padres aluden a razones como “el arrepentimiento y el perdón de la otra parte” y “la justicia por medio de la ley”.

Asimismo, destaca que los padres que más han perdonado a lo largo de su vida, han incrementado su capacidad de perdón “en todas las dimensiones”. En la definición del perdón, padres e hijos tienen similares concepciones. “Falta de rencor, reconciliación y comprensión-empatía” son los términos que mejor identifican el perdón para ambos grupos.

Sin embargo, hombres y mujeres presentan más diferencias. Para ambos “la falta de rencor” es lo que mejor define el perdón. Pero los varones dan una importancia mayor a esta característica.

Por otra parte, el estudio, que se ha realizado con la colaboración de 140 participantes (padres e hijos con edades de entre 45 y 60 años, y 17 y 25 años, respectivamente), recalca dos condiciones claves para que se dé el perdón, el ofensor tiene que mostrar arrepentimiento y el ofendido no guardar rencor.

La familia, el ámbito clave para aprender a perdonar

Para las expertas, el ámbito familiar es un lugar clave en la transmisión de valores éticos. “Este resultado es especialmente interesante en un momento en el que la familia está en crisis y no se espera de ella una educación básica en valores. Esta educación está trasvasada en gran medida a la escuela”, resaltan.

En su opinión, la investigación abre muchas cuestiones nuevas y consideran que es necesario investigar el papel que juega el perdón en los tratamientos psicológicos, especialmente en víctimas de abuso sexual, maltrato físico y psicológico o infidelidades conyugales, entre otras situaciones.

Fuente: TERRA