Ramón José Medina: No hay imparcialidad ni objetividad en el TSJ

El secretario ejecutivo adjunto de la Unidad Democrática y coordinador ejecutivo del Comando Nacional Simón Bolívar, Ramón José Medina, señaló que el Tribunal Supremo de Justicia no cuenta con independencia ni autonomía propios, a razón de la decisión de la Sala de Sustanciación Electoral al declarar sin lugar las recusaciones contra los magistrados que deben decidir sobre las impugnaciones de los comicios presidenciales del pasado 14 de abril.

El abogado indicó que el fallo “es consecuencia y efecto  directo de la falta de autonomía e independencia del TSJ”, ya que la defensa ideológica de un partido no desaparece simplemente con la renuncia a la militancia antes de ocupar la magistratura; en consecuencia, todas las decisiones provenientes del Supremo Tribunal del país están dirigidas a “proteger las arbitrariedades del régimen”, agregó.

“Los magistrados han militado en el Psuv y han sido diputados del partido, lo cual los hace parcializados al momento de decidir. Es un hecho que los magistrados recusados responden a los intereses del régimen”, denunció Medina, quien además resaltó que las bondades de la imparcialidad y la objetividad al momento de administrar justicia son las maneras correctas de proceder.

Los demandantes alegaron que Madriz fue embajadora de Venezuela en Canadá en el 2010, cuando Nicolás Maduro se desempeñaba como canciller; además la magistrada fue diputada del Parlamento Andino por el partido MVR. Asimismo, en cuanto a Malaquías Gil, a partir del año 2000 hasta el 2010 fue diputado por el Psuv.

El abogado del Comando Simón bolívar expresó, además que con la reciente decisión se estaría litigando igualmente contra el TSJ; cuerpo que estaría demostrando ser “juez y parte en este juicio”. Medina demostró un fuerte rechazo ante el evidente partidismo del primer Tribunal nacional y recalcó: “Hemos señalado que en este caso de las impugnaciones estamos litigando contra el CNE para demostrar un fraude electoral; pero ahora con esta decisión se confirma que el TSJ asegura la conveniencia del régimen, y atentan con la justicia imparcial y objetiva y contra la tutela judicial efectiva.”

Una primera recusación fue presentada por los apoderados judiciales del Gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles; quienes conforman el equipo de la Unidad en el cual destacan los abogados Ramón José Medina, Gerardo Fernández, Enrique Sánchez Falcón, y Oscar Ghersi.

La segunda recusación fue consignada por los abogados Guillermos Arocha y Fernando Alberto Alban, en representación de la Mesa de la Unidad Democrática. Las peticiones presentadas al TSJ, solicitaban la separación del caso de los magistrados Jhannett Madriz Sotillo y Malaquías Gil Ropdríguez, presidenta y vicepresidente de la Sala Electoral.

“No obstante seguimos adelante. Las decisiones adversas que puedan tomar el TSJ en estos casos serán la demostración del fraude electoral ante el país y el mundo”, finalizó Medina.