Cae tráfico aéreo en Santa Elena de Uairén

La terminal internacional está subutilizada por la baja de turistas y carece un cafetín para atender a los pocos pasajeros

Natalie García
Fotos José Leal

El aeropuerto internacional de Santa Elena de Uairén sólo despacha y recibe vuelos entre los municipios del estado. De internacional, como su nombre lo dice, poco tiene y cada vez cuenta con menos vuelos por la carestía de mantener las operaciones hacia la zona sur de Bolívar.

B3Detalle2Las recientes lluvias han desprendido el techo de palma Chiqui-Chiqui que adorna la construcción inspirada en la arquitectura indígena

Los anuncios de que el poblado fronterizo con Brasil se convierta en la puerta al Mercado Común del Sur (Mercosur) resuenan una y otra vez en los oídos de quienes llevan escuchando lo mismo desde 2009, cuando la terminal aeroportuaria fue inaugurada oficialmente en un pase en vivo del gobernador Francisco Rangel Gómez, con el presidente ya desaparecido Hugo Chávez.

La estructura actual reemplazó al viejo aeródromo, donde había un aeroclub autogestionado por los pilotos. Antes, cuando había oficinas y un pequeño espacio al aire libre para esperar, el movimiento era abundante. Iban y venían las avionetas de los distintos sectores indígenas, además de vuelos desde Ciudad Bolívar, alguno que otro desde Puerto Ordaz y desde Canaima.

Los pilotos recuerdan una época mejor. Pero desde la inauguración de la nueva sede y la demolición del viejo espacio, las expectativas se han desvanecido, así como los vuelos.

Lo que sí ha crecido es el temor de declarar. Los pilotos no lo hacen pues en la zona hay precedentes de “retaliación política” y por ello se cuidan de opinar, al menos con nombre y apellido.

“Aquí no salen ni seis vuelos diarios. Si salen son internos, hacia Parkupí, Wonkén y otras comunidades indígenas, pero vuelos como antes no hay. Desde comienzos de año no viene Rutaca de Ciudad Bolívar que además traía los periódicos. Esto, como usted lo ve, luce siempre así. Poca gente. Poco movimiento”, cuenta un piloto.

Peticiones formales

Además de la activación del aeropuerto internacional de Santa Elena de Uairén, la Cámara de Turismo de Gran Sabana entregó por segunda vez en un mismo año al ministro de Turismo (antes Alejandro Fleming, ahora Andrés Izarra), un documento en el cual exponen las necesidades locales, así como una serie de proyectos que potenciarían esa industria localmente.

Entre los destacados figuran mejoras de infraestructura, con las cuales pretenden prepararse para el Mercosur, que según lo anunciado por el gobierno será importante para el municipio, también contempla la adquisición de 50 vehículos chasis largo Toyota que servirán para el transporte turístico en la Gran Sabana.

Actualmente la flota de carros para este cometido cuenta con más de 10 años de antigüedad, por ello la cámara integró a los transportistas con miras a que sean beneficiadas 47 personas postuladas, que tienen hasta de 20 años de experiencia al volante.

Con este proyecto, la potenciación de la estructura de posadas y restaurantes Santa Elena de Uairén podría prestar un servicio de calidad a quienes vengan, especialmente de Brasil, que es el mercado natural por excelencia y que cuenta con ventajas especiales, por ser favorecidos por el tipo de cambio (un real equivale a 12,50 bolívares), y la gasolina a precios atractivos.

Las empresas formales, como lo menciona la fuente, han dejado de funcionar, en parte por el cobro del alquiler de los stands, la inexistencia de un cafetín en el lugar, la falta de asientos y comodidades para los usuarios y por supuesto la caída del turismo.

Prioridades sabaneras
Atrás quedó el esplendor de la Gran Sabana como destino y no porque haya dejado de ser un hermoso lugar, sino por las condiciones del país que se muestra como inseguro para los propios habitantes y ante los ojos del mundo.

“Nos ha hecho mucho daño el que digan que Venezuela es un país de riesgo”, asegura la presidenta de la Cámara de Turismo de Gran Sabana, Mariluz Lorza, quien lamenta que los potenciales de ese amplio territorio famoso por sus cascadas y tepuyes estén subestimados.

Para la titular del gremio es necesario y urgente que las instituciones tomen las medidas necesarias que deriven en la activación del aeropuerto, y en la consecución de, mínimo, un vuelo semanal proveniente de Brasil, el destino más próximo, que podría contribuir con la economía turística local.

En la reunión con el ministro de Turismo, Andrés Izarra, que se realizó aceleradamente el domingo en el Centro de Atención de Visitantes en Gran Sabana, ubicado en la Troncal 10 próximo a la frontera con el país carioca, el tema de los vuelos fue tocado, al igual que otras iniciativas.

Con relación al aeropuerto, Lorza comentó que el titular de la cartera turística asomó la posibilidad de un vuelo de la estatal Conviasa, que venga desde Manaus rumbo a Margarita, estado Nueva Esparta, el principal destino que buscan los habitantes del norte de Brasil: la playa.

“Estamos a la expectativa y deseamos que Santa Elena de Uairén sea tomada en cuenta. Que ese vuelo del que se habló permita a los turistas pernoctar dos noches en el municipio, y así no ser un puente aéreo también un destino y poder conectar no sólo con Margarita, también con Canaima y otros lugares donde las personas puedan desplazarse una vez llegados a Santa Elena”.

Para Lorza es vital que se dé la reactivación aeroportuaria, pues eso daría vida otra vez a la industria sin chimenea. “Nosotros hemos hecho un estudio y desde Santa Elena hasta Manaus hay 16 millones de personas. Son 16 millones de brasileños que podrían viajar al país, con un 10% que nos escoja como destino anualmente sobrepasamos las expectativas, así allí apuntamos, a la activación, a la llegada de personas a ser realmente la puerta del Mercosur, donde haya integración y afluencia de visitantes”, detalló.

Aprobados vuelos interdiarios de Conviasa

En su visita al estado Bolívar, el presidente Nicolás Maduro anunció la aprobación de vuelos interdiarios de la operadora Conviasa desde Puerto Ordaz hasta Santa Elena de Uairén, en aviones con capacidad para 50 personas. La oferta de pasajes debe hacerse a partir de junio.

Además de esto, dio el visto bueno a la destinación de 110 millones de bolívares y 6 millones de dólares para la recuperación de la pista del aeropuerto de Canaima, en el sector occidental del Parque Nacional del mismo nombre. Las obras iniciarán en septiembre cuando empiece el verano, y deberá permitir que la pista esté en condiciones en un plazo de dos meses. También será construida una nueva terminal inspirada en el modelo ubicado en Santa Elena de Uairén, para poder atender mejor a los visitantes.

Desde agosto del año pasado Conviasa no vuela a Canaima por el estado de la rampa aérea, que no ha sido reparada desde hace más de 20 años. Sólo aterrizan en la zona aeronaves pequeñas, lo que ha propiciado la baja del turismo y el alza en el precio de los pasajes, que habían bajado gracias a la presencia de los vuelos de la estatal.

Apenas seis vuelos salen diario de la terminal a destinos indígenas, es muy escaso el transporte a visitantes