La medida más importante para prevenir la AH1N1 es lavarse las manos con frecuencia

Lavarse las manos con frecuencia es la mejor medida para prevenir la gripe AH1N1, ha destacado en reiteradas ocasiones la ministra para la Salud, Isabel Iturria.  AVN

(foto Archivo)

“La medida más importante es, repito, el lavado de manos, que se quede en su casa la persona que tiene los síntomas que hacen sospechar que pudiera tener influenza,  y de ninguna manera la vacunación”, indicó en días pasado la también médico internista y especialista en Salud Pública.

Ante los nuevos reportes de la presencia de la AH1N1 en varias zonas del país, Iturria, además, ha ratificado que sólo intereses políticos o económicos pueden pretender crear en torno a la referida influenza una alarma que “cualquier epidemiológo sabe que no tiene razón de ser”.

La gripe AH1N1, que es un subtipo de influenza que afecta a los humanos, se transmite de persona a persona de forma muy similar al proceso de contagio de la gripe estacional, es decir, a través de la tos y los estornudos, o llevando las manos a la boca y la nariz después de tocar algo contaminado con el virus.

Fiebre alta de 39 grados o más, dolor de cabeza, dolores musculares, cansancio extremo, congestión y secreción nasal, así como estornudos, dolor de garganta, tos seca severa de larga duración, dificultad respiratoria, náuseas y vómitos son los síntomas más recurrentes de la gripe AH1N1.

Dicha sintomatología en vez de disminuir, se acentúan del tercer al quinto día y de allí la necesidad de que sea el médico quien descarte o detecte la posibilidad del virus.

Acudir al médico de manera inmediata

Si usted presenta uno de los mencionados síntomas, se sugiere acudir inmediatamente al médico, evitar el consumo de aspirinas y tomar únicamente acetaminofén y abundante líquido.

En ningún caso deben ser consumidos medicamentos antivirales, y a las personas que presentan sintomatología respiratoria, acompañada de fiebre alta, se les sugiere mantenerse en su casa durante 3 o 4 días.

En caso de alargarse este cuadro clínico, se debe acudir al médico, puesto que puede tratarse de otra afección.

Para evitar la propagación, ya sea por AH1N1 u otros virus respiratorios, se sugiere reposo absoluto y hacer uso adecuado de los tapabocas.

La utilización de los tapabocas sólo puede incrementar el riesgo si no se usa adecuadamente, pues no está pensado para que un individuo se proteja del virus, sino para que el enfermo no disemine partículas virales en el ambiente.

Otras recomendaciones

Además, de lavarse con frecuencia las manos para evitar el contagio de la gripe AH1N1 también es recomendable utilizar gel antibacterial, estornudar y toser con un pañuelo, preferiblemente desechable, para evitar afectaciones adicionales entre la gente que los rodea.

Adicional a ello, es conveniente evitar las aglomeraciones de personas en lugares muy cerrados o pequeños, usar alcohol con glicerina para hidratar, no compartir objetos personales como vasos, tazas y cubiertos y ventilar las áreas cerradas y pequeñas.